Horacio Nava .jpg
13 julio, 2021
Tania Ventimilla
México en Tokyo 2020

Horacio Nava sabe que Tokyo 2020 es su última oportunidad

Horacio Nava sabe que Tokyo 2020 será especial por ser los últimos Juegos Olímpicos en los que habrá competencia de 50 kilómetros de marcha.

El marchista mexicano, Horacio Nava, tiene razones de sobra para que Tokyo 2020 sean unos Juegos Olímpicos especiales, tanto por ser la última vez que se realicen unos 50 kilómetros, como en lo personal, luego de todo lo vivido tras ser intervenido del corazón hace algunos años.

En entrevista exclusiva con Azteca Deportes, el atleta originario de Chihuahua habló sobre estas sensaciones de cara a los que será su cuarta participación en la justa veraniega, tras estar en Beijing 2008, Londres 2012 y Río 2016.

“Con sentimientos encontrados, que sea la última competencia de 50 kilómetros, una prueba que a México le ha dado grandes satisfacciones como Raúl González, Martín Bermúdez, Carlos Mercenario, yo inicié en la marcha por él tras ver Barcelona 92, y Joel Sánchez, el último medallista en esta prueba”.

En Tokyo 2020, será la despedida de la marcha de 50 km, la prueba más larga que tiene el atletismo. Además de este aspecto, Nava también ve que los Olímpicos representarán mucho para el mundo.

“Todos los juegos son especiales, va más allá de lo deportivo y tras una pandemia que costó vidas, que se realicen es una pequeña luz, una esperanza. A pesar de todo, sin público y con restricciones, va a ser algo importante para todos”, agregó.

Te puede interesar: Héctor Herrera podría salir del Atlético de Madrid

Horacio Nava marcha .jpg

Pudo dejar el deporte

Y es que para el atleta mexicano, el deporte significa mucho más que una competencia, ha sido una cuestión vital, como él mismo recuerda tras conocer que sufría un padecimiento llamado Wolff Parkinson White.

“En 2005 se me detecta después de ver de un Mundial en Finlandia, con un electrocardiograma. Es lo importante de checarse. Yo no sentía nada, todo el tiempo haciendo deporte de alto rendimiento. Y me apareció que tenía un padecimiento cardiaco, y había riesgo de un desmayo o una muerte súbita”.

Fue un momento muy complicado para el chihuahuense. Incluso al principio los cardiólogos creyeron que ya no podría competir. Sin embargo, después eso cambió y la marcha terminó como un beneficio.


“Cuando me iban a operar no quería, ni lo podía creer. El doctor me explicó que por elegir un deporte de resistencia, mi corazón empezó a crecer, a ejercitarse, si hubieras elegido uno de potencia, mi corazón pudo colapsar. Ahora por indicación médica, tengo que estar practicando deporte toda mi vida, pero para mí es una alegría hacer lo que me gusta”.

Horacio Nava considera que el deporte es un transformador de vidas para bien. Además de este aspecto, se pone metas para Tokyo 2020.

“Es el sueño de estar en un podio, se han globalizado mucho la marcha, entonces hay mucha competencia. Espero representar bien a México, mejorar mi sexto lugar, que fue mi mejor posición en unos Juegos Olímpicos”.

Finalmente, el marchista mexicano señaló si influirá o no que el evento no contará con aficionados en las calles.

“En mi caso no afecta. Sería muy padre que estuviera la gente, ya que siempre hay un mexicano que nos apoye. Va a ser algo diferente”, sentenció.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Deportes en Google News!