Patriots
Getty Images
04 marzo, 2021
RUBÉN RAMOS
Otros Deportes

El día que Bon Jovi creó uno de los grandes himnos del deporte

En la semana del aniversario 59 de Jon Bon Jovi, el deporte le rinde tributo al más grande clásico de uno de los rockeros más aficionados del deporte.

Érase una vez, no hace mucho tiempo cuando un verso de Bon Jovi inmortalizó a Tommy y Gina dentro de los inmuebles del deporte mundial. Fue el año de 1986 cuando aquellas plegarias se hicieron escuchar en el álbum “Slippery When Wet”. De ahí sale “Livin’ on a Prayer”, canción dedicada a la clases trabajadores y que bien puede ser incluyente en el trabajo en equipo necesario para triunfar en la vida como en las actividades físicas y el entrentenimiento.

Reconocida por su intro con el famoso “talkbox” (efecto de sonido que permiten a un músico modificar la frecuencia de un instrumento) del guitarrista y la frase célebre de Jon Bon Jovi son algunas de las características que convirtieron a este tema de los 80s en un himno de estadios. Dentro de sus acercamientos al negocio deportivo, se unió a un grupo de accionistas que buscaron comprar sin éxito a los Bills de Buffalo en 2014 que al final pasaron a ser propiedad de Terry Pegula.

TE PUEDE INTERESAR: Avni Yildirim estuvo en shock y lloró tras perder ante Canelo Álvarez

Otros de los asuntos pendientes que tuvo como músico junto a su banda fue no haber tocado en el medio tiempo de un Super Bowl, pese a varias oportunidades: “No fue atractivo para mi tocar en el de Nueva Jersey (Edición XLVIII). Era muy obvio. La última vez que estuvimos interesado fue cuando lo hicieron en Dallas (Edición XLV) y no lo obtuvimos”, fueron las lapidarias palabras John Francis Bongiovi Jr. en una entrevista al programa de Howard Stern el año pasado.

Este fue el momento en que Bon Jovi pudo brillar en los deportes

Donde sí pudo brillar fue en la AFL (Arena Fooball League) como copropietario del Soul de Philadelphia junto a su excompañero de banda, Richie Sambora, y con el exquarterback de la NFL Ron Jaworski de 2004 a 2009. Pese a ser fiel aficionado a los Gigantes de Nueva York, se le considera “padrino” de los himnos deportivos de Boston, ciudad rival de su natal Nueva Jersey. He ahí que su repopularizó “Livin’ on a Prayer” en el 2009, gracias al famoso baile del aficionado Jeremy Fry de los Celtics de Boston.

TE PUEDE INTERESAR: ¡De lujo! Ben Roethlisberger estará de vuelta la próxima temporada

En esa misma región, le une una eterna amistad a la organización de los Patriotas de Nueva Inglaterra, encabezada por su entrenador en jefe, Bill Bellichick y el propietario Robert Kraft: “Llevamos más de 30 años de conocernos. Nos volvimos muy amigos. A donde quiere que (Bill) Parcells y él (Bellichick) fueran, yo era la mascota”, dijo el líder y vocalista conocido por otros temas como “It’s My Life”, “You Give Love a Bad Name”, “Always”, entre otros. Glamour musical, encanto escénico y la palabras mágicas en la victoria: “Woah, we’re half way there (estamos a la mitad del camino), Woah livin’ on a prayer (viviendo en una plegaria), take me hand will make it i swear (toma mi mano y lo lograremos, te lo juro).”

Te Recomendamos
VIDEOS