agua purificada potable
30 julio 2021 18:07hrs
Azteca Noticias
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Share

Rellenadoras de agua, ¿realmente ofrecen agua purificada?

En México, hay 24 mil rellenadoras de agua que ofrecen agua purificada; pero, ¿qué hay detrás de este exitoso negocio en el país?

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México han aumentado en más del 50% las rellenadoras de garrafones y botellas de agua, negocios que suelen ofrecer agua purificada y segura para el consumo humano, pero, ¿realmente este líquido es potable y cumple con las normas sanitarias pertinentes?

A través del proyecto “Módulo de Hogares y Medio Ambiente (MOHOMA)”, el INEGI dio a conocer que los hogares mexicanos que compran agua de garrafón o botella para beber, aumentaron poco más de cinco puntos porcentuales en los últimos años, al pasar de 70.8% en 2015 a 76.3% en 2017.

Lo que convirtió al consumo del agua embotellada ya no solo es un fenómeno urbano, sino también rural, pues tan solo en 2017 más de la mitad de los hogares del país dijeron consumir agua embotellada.

Sin embargo, ello también representa un gasto mayor para los mexicanos, pues de acuerdo con dicha encuesta, las familias gastan en promedio 52 pesos a la semana en compra de agua embotellada.

Por lo que las rellenadoras de agua resultan ser una opción más económica y más segura contra el consumo del agua del grifo, según la percepción de los encuestados.

Rellenadoras de agua en México, ¿una opción segura?

No obstante, de las 24 mil rellenadoras de agua que ofrecen agua purificada en México, solo unas cuantas cumplen con las normas sanitarias correspondientes.

Investigadores de la Universidad de Guadalajara determinaron que tres de cada 10 establecimientos en dicha ciudad no cumplían con la Norma Oficial Mexicana (NOM-201-SSA1-2015), que habla sobre las características mínimas que requiere el agua para el consumo humano.

También la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) lanzó una campaña el año pasado para concientizar sobre el agua purificada que ofertan las rellenadoras; así como el agua que se consume de la red pública.

De acuerdo con un comunicado que emitió la Universidad, alrededor de 95 mil niños menores de cinco años mueren por consumir agua contaminada en el país.

Asimismo, el Instituto Politécnico Nacional (IPN) realizó un estudio en la Ciudad de México, en el que encontró que al menos 70% (de 111 envases) del agua obtenida en diversas rellenadoras posee E-Coli, es decir, residuos fecales.

Te puede interesar: Captación de agua de lluvia: 5 maneras para aprovecharla en casa

¿Qué pasa si tomamos agua contaminada y no agua purificada?

De acuerdo con la guía de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la falta de garantía en la seguridad del agua de consumo humano puede exponer a la comunidad al riesgo de brotes de enfermedades intestinales y otras infecciones.

Se debe evitar especialmente los brotes de enfermedades transmitidas por el agua debido a su capacidad de infectar simultáneamente a un gran número de personas y, potencialmente, a una alta proporción de la comunidad.

Según medios especializados, el agua para consumo humano puede ser de dos tipos: potable o purificada. La primera se refiere al líquido que es tratado con distintas sustancias que le hacen alcanzar ciertos estándares de calidad.

No obstante, el agua potable aún puede contener sustancias que son nocivas para la salud, por ejemplo, el cloro, que es uno de los desinfectantes más utilizados a nivel mundial en el proceso de potabilización.

Mientras que el agua purificada elimina o reduce las impurezas a niveles bajos, principalmente las sustancias dañinas, parásitos, bacterias, algas y hongos.

Normalmente, el agua purificada se encuentra embotellada y no presenta malos olores, color, ni sabor.

Tips para evitar consumir agua contaminada

  • Prefiere el agua embotellada o de garrafón

A pesar de que también hay un problema de contaminación por el uso de plástico y el gasto de energía que se requiere para obtener el agua embotellada, esta es la más segura para el consumo humano, según el Community Water Center.

Las marcas de agua embotellada suelen estar certificadas sanitariamente, lo que brinda seguridad al consumidor, pues las empresas están obligadas a ofrecer agua purificada libre de contaminantes, bacterias y químicos.

  • Revisa la calidad sanitaria de las rellenadoras de agua

Ser un consumidor informado es importante. A la hora de acudir a una rellenadora de agua es imprescindible que el cliente revise que el lugar cuenta con el aval de la Secretaría de Salud sobre la NOM-201 y 207, misma que debe estar a la vista.

Además, hay varias cosas a las que el consumidor puede prestar atención al acudir a una rellenadora, como: el lavado de los envases y si el cepillo para hacerlo se sanitizó; así como el uso de guantes, cofias y cubrebocas por parte de los trabajadores.

  • Opta por hervir el agua, si no tienes acceso al agua embotellada.

Hervir el agua elimina bacterias patógenas, virus y protozoos, de acuerdo con la OMS. Tras hervir el agua, si tiene un aspecto turbio, fíltrala haciéndola pasar por un paño limpio, servilleta de papel o filtro de café.

Posteriormente, déjala enfriar en forma natural y guárdala en recipientes limpios y con tapa.

Te puede interesar: 30 % del abastecimiento de agua al Valle de México depende del Cutzamala

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS