Música de las telarañas
Navesh Chitrakar/REUTERS
14 abril, 2021
Arturo Engels
Internacional - Notas
Compartir

Así se escucha la música de las telarañas

Científicos lograron traducir la música de las telarañas. La construcción y comunicación de las telarañas ofrecen una “orquesta” de información.

Podría parecer bastante inquietante, alucinante o simplemente de otro mundo. Sin embargo, los seres humanos podrían potencialmente aprender mucho de la música derivada de las arañas. Por ello, un grupo de científicos se dio a la tarea de “traducir” la música de las telarañas.

Desde su construcción y hasta su comunicación, las telarañas pueden ofrecer una “orquesta” de información.

Se trata de un trabajo desarrollado por Markus Buehler, profesor de ingeniería de McAfee en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, que recién fue presentado en la American Chemical Society.

Traducen en música la estructura de una telaraña

Buehler y su equipo de investigadores crearon modelos 3D de telarañas bajo diferentes condiciones, como la construcción, la reparación, la caza y la alimentación. Después, escucharon los patrones de las señales de las arañas y recrearon los sonidos mediante la ayuda de computadoras y algoritmos matemáticos.

Markus Buehler, Instituto Tecnológico de Massachusetts:

Para la telaraña, básicamente usamos las ecuaciones de una cuerda vibrante, el tipo de relaciones que se relacionan con la tensión en la cuerda, la longitud de la cuerda y las frecuencias. Y esto es lo que realmente está en juego cuando miras una guitarra o un violín; lo conectas y escucharás una determinada frecuencia, un cierto tono. Y esas son ecuaciones físicas bastante simples”.

Cabe señalar que a diferencia de otros animales, el mundo de las arañas no es audible para el oído humano y tampoco es visible para el ojo humano, por lo que fue necesario utilizar inteligencia artificial para poder interpretar los sonidos de las arañas.

Markus Buehler, Instituto Tecnológico de Massachusetts:

Si piensas en un pájaro... algunas personas pueden silbar cantos de pájaros. Y eso es algo que puedes aprender porque -hablan- en el mismo rango de frecuencia y tienen el mismo tipo de información auditiva. Con las arañas eso es muy difícil. Y por eso usamos inteligencia artificial para hacer ese trabajo porque es muy extraño. Y cuando escuchas la música, puedes escuchar que es un mundo muy extraño en el que -estamos comprometidos-".

Ritmos y acordes detectados en la estructura de una telaraña

El equipo liderado por Buehler también modeló telarañas bidimensionales que se asemejan a un arpa, mientras que las telarañas tridimensionales resultan ser mucho más complicadas y complejas.

Gracias a un proceso de sonificación se logró adjuntar las notas musicales a cada uno de los movimientos de la araña. Y Buehler señaló que de inmediato escuchó melodías, armonías, ritmos y acordes.

Conforme al investigador, a la hora de escuchar los arreglos musicales, se experimenta “el tipo de relaciones que también experimentaría la araña”.

Música de las telarañas
REGIS DUVIGNAU/REUTERS
Música de las telarañas

Actualmente, Buehler y su equipo también se encuentran investigando si la música podría permitir a los humanos entender el idioma de la araña y la posibilidad de algún día poder comunicarse con ellas. Recordemos que las arañas utilizan vibraciones como una forma de comunicarse con el medio ambiente, con otras arañas.

En el mundo se tiene registro de más de 47 mil especies de arañas y todas ellas tejen telas de seda para proporcionar alojamiento, además de atrapar comida.

Te puede interesar:
Tango bajo el agua, una hazaña de Ariadna Hafez

Buehler asegura que la “estructura viva” de una telaraña también podría conducir a innovaciones en la industria de la construcción, el mantenimiento y la reparación. Científicos aseguran que la seda de una telaraña es cinco veces más fuerte que el acero.

Markus Buehler, Instituto Tecnológico de Massachusetts:

Podemos imaginar la creación de un sistema sintético que imitaría lo que hace la araña al detectar su telaraña dañada, repararla. Y entonces puedes imaginar, si es que los puentes o estructuras podrían tener algo de ese mecanismo de reparación incorporado”.

Ian Hattwick, Isabelle Su, Christine Southworth, Evan Ziporyn y Tomas Saraceno, trabajaron junto con Markus Buehler para sonificar a las telarañas.

MÁS NOTICIAS