chila atacama ropa basurero.png
Artear
05 enero 2022
Marissa Espinosa Gutiérrez
Internacional - Notas
Compartir

Nueva y sin usar: así es la ropa del basurero del desierto de Atacama

Millones de prendas, muchas nuevas, componen el basurero de ropa ilegal del desierto de Atacama, el segundo más grande del mundo.

El desierto de Atacama, en Chile, enfrenta un problema de proporciones colosales, pues se convirtió en basurero clandestino que alberga por lo menos 100 mil toneladas de ropa “low cost” y “fast fashion”, muchas con etiqueta y nuevas.

Pero estas prendas no aparecen solas y por arte de magia.

La ciudad portuaria de Iquique, una zona donde los productos importados no pagan impuestos, es el lugar a donde los chilenos van a comprar productos más baratos. También es aquí por donde llegan toneladas de ropa de Estados Unidos, Canadá y Asia, entre otros países.

Adem´as es la puerta de entrada al desierto de Atacama, donde a 25 kilómetros se vislumbra el basurero o cementerio de ropa.

Ropa nueva tirada a la basura en el desierto de Atacama

“En el medio del desierto de Atacama está todo esto, está este vertedero”, dice Franklin Zepeda, un reciclador textil. “Dos incendios, los más grandes de la comuna, sucedieron acá justamente”.

Al año, 39 mil toneladas de ropa terminan aquí cuando no se pueden vender, incluídas prendas nuevas y con etiqueta.

La ropa, acomodada en pacas de entre 800 kilogramos a una tonelada, y almacenada en contenedores, llega a Iquique. Aquí las prendas son separadas en categorías como premium, de primera o segunda mano, y la merma, que no se puede vender porque está rota, sucia o viene en tallas extragrandes y, usualmente termina en la basura.

De acuerdo con las leyes en Chile, los vertederos legales no pueden tener ropa, para evitar la compactación del suelo. Pero esto no fue impedimento para que cientos de prendas terminaran en el basurero ilegal de Atacama, el segundo más grande del mundo.

No obstante, el problema sigue agravándose, pues el vertedero también tiene ropa que ni siquiera fue usada y que procede de lugares tan remotos como Indonesia y China.

Lidiar con la contaminación del desierto de Atacama

Las miles de toneladas de prendas en este lugar ya son un problema. En este basurero ya se quemó mucha ropa, en un intento de reducir las pilas de prendas. Sin emabrgo, la cantidad de contaminación supera a la cantidad de ropa quemada.

El desierto de Atacama es el más árido del mundo. Aquí hay poca agua y otro de los problemas que está generando la monumental cantidad de ropa es la contaminación del agua subterránea.

Además, este basurero produce contaminación al mar por plásticos. Las particulas llegan el océano luego de que ciertas telas son quemadas.

Lo triste es que estas prendas no pueden terminar en manos de personas que realmente lo necesitan por cuestiones de exclusividad. Incluso, el basurero fue relocado en el pasado para evitar que la gente tome esta ropa; pero esto no es impedimento para la gente más necesitada de las localidades aledañas.

El costo de la ropa low cost y fast fashion

La industria de la moda es la segunda más contaminante del mundo e igual de comparable que la petrolera. La producción de textiles causa 20 por ciento de la contaminación de agua potable en todo el mundo.

Para fabricar una playera o blusa de algodón se necesitan dos mil 700 litros de agua. Esto equivale a lo que toma una persona durante dos años y medio.

Un 85 por ciento de los textiles fabricados son desechados en basureros o incinerados. Cada segundo se entierra o quema una cantidad de textiles equivalente a un camión de basura.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS