caracol-fosilizado.jpg
Instituto Seckenberg
14 junio, 2021
Azteca Noticias
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

Descubren un caracol fosilizado por 99 millones de años

Científicos del Museo de Historia Natural de Frankfurt descubrieron un caracol fosilizado por 99 millones de años junto a sus cinco crías.

Adrienne Jochum, investigadora del Instituto de Investigación Senckenberg y el Museo de Historia Natural de Frankfurt, junto con colaboradores del Museo de Historia Natural de Frankfurt, descubrieron un caracol hembra fosilizado en ambar desde hace 99 millones de años junto a sus cinco crías.

De acuerdo con los resultados obtenidos por los investigadores, este hallazgo es único en su tipo, pues no solamente se trata de una especie desconocida previamente, sino que también se trata del registro de crías vivas más antiguo en esta clase de animales, de acuerdo con el reporte publicado en la revista científica Gondwana Research.

Te puede interesar: Esperma humano puede sobrevivir hasta 200 años en Marte

¿Cómo se conservó el caracol?

De acuerdo con lo explicado por los especialistas, los caracoles terrestres generalmente se conservan como conchas o huellas fosilizadas, mientras que hasta ahora sigue siendo un completo misterio la preservación de sus cuerpos blandos.

“Nuestro nuevo hallazgo en el ámbar es realmente notable por esta razón”, señaló la investigadora Adrienne Jochum.

“En una pieza de ámbar que data del periodo Cretácico en Myanmar, descubrimos el cuerpo y el caparazón de una hembra de caracol terrestre excepcionalmente bien conservada poco después del nacimiento de su descendencia, que también se conserva en ámbar”, explicó.

La científica y su equipo de investigadores analizaron fotografías de alta resolución, además de una micro-tomografía computarizada con la que se descubrió el caparazón del caracol, que tiene unos 11 milímetros de algo, además de que se observa el cuerpo “parecido a un malvavisco”, junto a las cinco crías recién nacidas.

“Aparentemente, los caracoles fueron encerrados en la resina del árbol inmediatamente después del nacimiento y preservados en esa posición durante millones de años. La madre caracol debe haber notado su inminente destino y está estirando sus tentáculos en postura de ‘alerta roja’”, detalló la investigadora.

La especie fue nombrada como Cretatortulosa Gignens, y además, el ámbar en el que los caracoles fueron encontrados ofrece nueva información sobre la ecología y el comportamiento de esta especia que vivió hace 99 millones de años.

Te puede interesar: VIDEO: Explota una planta química en Illinois

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS