Regreso a clases DIF.jpeg
SEP
18 octubre 2021
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

Clases presenciales, determinantes para recuperar buenos hábitos: DIF

Según el DIF, el regreso a clases presenciales es determinante para el aprendizaje, aliviar el estrés de la pandemia y recuperar buenos hábitos de alimentación

Las clases presenciales son determinantes para que los estudiantes mejoren su aprendizaje, alivien el estrés ocasionado por la pandemia de Covid y recuperen sus buenos hábitos de alimentación; así lo aseguraron especialistas en nutrición del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF).

Afirman que con 20 estados en Semáforo Verde, once en Amarillo y solo uno en Naranja, el regreso a las actividades escolares de manera presencial, representa la mejor oportunidad para que niños y adolescentes recuperen sus actividades diarias, modificadas durante la pandemia.

Sueño, alimentación y aprendizaje alterados

Según la Encuesta de Salud y Nutrición en niñas y niños menores de 12 años durante la pandemia por Covid-19, el confinamiento redujo la actividad física, sobre todo en menores que viven en áreas urbanas.

También modificó sus patrones de sueño y los volvió más propensos a consumir dietas altas en calorías; todo esto favorece el incremento de peso, que puede provocar enfermedades crónico-degenerativas e incluso una mayor vulnerabilidad al virus del SARS-COV2.

El DIF señaló que la crisis sanitaria alteró los hábitos alimentarios de las familias, al aumentar el consumo de bebidas azucaradas en 35 por ciento, snacks y dulces en 32 por ciento, así como comida rápida y productos precocinados en 29%. Lo anterior, según cifras del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

En contraste, agregó, se ha registrado una disminución en la ingesta tanto de frutas y verduras, como de agua, en 33 y 12 por ciento, respectivamente.

Los nutricionistas destacaron las cualidades del Programa de Desayunos Escolares del DIF Nacional, pues representan un equilibrio alimentario con gran aporte nutritivo, ya que el desayuno es el alimento primordial para estudiar, aprender y jugar.

Además de reencontrarse con sus compañeros, intercambiar experiencias, volver a socializar y aprender juntos, los niños podrán fortalecer sus buenos hábitos en escuelas públicas de educación básica de todo el país, agregaron.

Con el regreso a clases presenciales, el Sistema Nacional DIF advirtió la necesidad de fortalecer programas de alimentación, mejorar la educación nutricional, promover la salud escolar e intensificar la activación física.

Todo lo anteior, a fin de contrarrestar los efectos que dejó el confinamiento de más de un año en este sector de la población.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS