Kenia y Avelina Olivares, las hermanas de Oaxaca que fueron acribilladas frente a sus hijos

En un nuevo episodio de La Galera, repasamos los feminicidios de Kenia y Avelina Olivares, las dos hermanas indígenas de la sierra de Oaxaca que fueron asesinadas a sangre fría frente todos sus hijos.

Por: Salvador Maceda, Carlos Alberto Pérez

El 26 de julio de 2022, en la sierra baja de Oaxaca se perpetró otro de los crímenes más atroces de la sociedad mexicana, pues un hombre identificado como Fernando Reyes Uribe, asesinó cruelmente a dos mujeres, Kenia y Avelina Olivares López, hermanas indígenas y víctimas de la ira de un hombre que sigue libre.

En el último episodio de La Galera, Salvador Maceda invita a Vianey Ponce, reportera de Fuerza Informativa Azteca (FIA) especializada en el tema y quien le ha dado seguimiento a la búsqueda de justicia de Kenia y Avelina, quienes dejaron a siete hijos huérfanos, pero una serie de movilizaciones que pusieron a su localidad en el mapa de México.

Todo ocurrió en la lejana comunidad de Tlaquetzalapa, dentro del municipio de Copanatoyac, justo en las faldas de la montaña del estado de Guerrero. Fue aquí cuando, un 26 de julio de 2022, Fernando asesinó por la espalda a Avelina Olivares, hermana de su esposa Kenia, para después terminar la vida con ella misma.

¿Cómo fue el feminicidio de Kenia y Avelina Olivares La historia de las hermanas indígenas de Oaxaca

¿Qué pasó con el caso de Kenia y Avelina? Las hermanas asesinadas en Guerrero

Luego de una airada discusión durante la noche en el domicilio de Fernando y Kenia, el hombre comenzó con una actitud tan violenta que provocó que su cuñada, Avelina, bajara a intentar detenerlos; sin embargo, tras recibir el rechazo del hombre, se encaminó a la puerta para pedir ayuda y en su camino fue acribillada por la espalda.

Bajaron los hijos de las dos hermanas y, justo frente a ellos y buscando refugio, Fernando le disparó a su esposa, Kenia López, terminando con la vida de las dos y dejando huérfanos a siete hijos, uno de ellos con apenas seis meses de edad.

Desde entonces, la localidad de Tlaquetzalapa identifica a Fernando Reyes Uribe como parte de una familia que tiene poder político en la zona, y atribuyen a esto el hecho de que el caso todavía siga impune.

Otras Noticias

×