dificultad físicas.jpg
01 marzo, 2021
Roberto Domínguez
Finanzas - Notas
Compartir

Ni las dificultades físicas, ni la pandemia lo logran parar

Aprendió a hacer jabones artesanales para mantener a su familia y pagar la prótesis de su brazo izquierdo

Ciudad de México.- Un humilde joven de la Delegación Xochimilco, con 35 años de edad, con esposa y con dos hijos pequeños, aprendió a hacer jabones artesanales para mantener a su familia. Es la historia de Alan, ni las dificultades físicas, ni la pandemia lo han vencido.

Vende sus productos por redes sociales y hace las entregas en motocicleta, cosas que aprendió a hacer viendo tutoriales por internet.

DISCAPACIDAD EMPRENDIMIENTO.jpg

A sus 35 años emprendió vendiendo los jabones a la gente que conoce, posterior comenzó a venderlos con sus vecinos en su colonia y el negocio comenzó a expandirse.

En entrevista para Tv Azteca, expuso que aprovecho la circunstancias de las medidas preventivas del lavado contante de manos y encontró un nicho de oportunidad en mercado, dirigirse a los niños con la creación de jabones en forma de pandas y dinosaurios.

“…Que mejor que con los niños, que muchas veces, tienden a no quererse lavar las manos, de no bañarse (…) entonces hay que hacerlo divertido, con esta época que estamos viviendo con la pandemia, que para ellos también sea divertido…” detalló Alan.

Las ganancias que esta obtenido de este emprendimiento, son destinadas para mantener a su familia, además para poder pagar una prótesis de su brazo izquierdo.

TE RECOMENDAMOS:
MIDE reabre sus puertas a partir de este sábado

Alan nos señala que a pesar de las adversidades físicas y de lo que se está viviendo en la humanidad, nunca hay que tirar la toalla siempre hay que salir para adelante.

MÁS NOTICIAS