lluvia_acida_yucatan_dioxido_azufre.jpg
Crédito: Pixabay
21 abril, 2021
Azteca Noticias
Estados - Notas
Share

Emisiones de volcán provocarán lluvia ácida en Yucatán

La lluvia ácida es la combinación de dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno con las precipitaciones; puede provocar hasta caída de cabello.

La erupción de La Soufrière, el volcán de la isla San Vicente, ubicado en las Antillas, se prevé que provoque lluvia ácida en la región del Caribe y alcance la Península de Yucatán durante este jueves, de acuerdo con especialistas.

Desde el miércoles se presentó en Yucatán y Quintana Roo un cielo rojizo, que es un efecto similar a la del polvo del Sahara, incluso se pronosticó lluvia ácida de baja intensidad, que según expertos, no tendrá efectos negativos ni causará daño a la población.

Te puede interesar: Explosión e incendio en Templo del Señor de los Milagros en Michoacán

Al respecto, el meteorólogo Juan Palma Solís explicó que es una condición extraña que el dióxido de azufre de las emisiones de un volcán lleguen a la región de la Península de Yucatán.

“Lo importante es que podría haber condiciones que generan acidez en las precipitaciones”, indicó.

Te puede interesar: Se agudiza incendio en el Cañon del Sumidero

Por su parte, el responsable del Observatorio Atmosférico de la Facultad de Química de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), Daniel Rosas Sanchez, aseguró que los pronósticos es que este dióxido de azufre no altere la calidad del aire ni afecte a la población.

“Pasa por arriba de nosotros, no lo vamos a respirar según las previsiones de los sistemas meteorológicos europeos, no pasará a ras del suelo”, aseveró en entrevista con Azteca Noticias.

Aunque se prevé que sea hasta el viernes cuando el cielo rojizo o efecto brumoso comiencen a disiparse en la Península de Yucatán.

¿Qué es la lluvia ácida y cuáles son sus consecuencias?

Las precipitaciones o lluvia ácida son provocadas principalmente por la contaminación del aire debido a la acción humana, aunque también son consecuencia de los terremotos, incendios, relámpagos y erupciones volcánicas, como ocurre en la región de la Península de Yucatán.

Estas actividades liberan dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno que se combinan con las precipitaciones, provocando la contaminación de cuerpos de agua, bosques, incluso llegan afectar a las urbes.

Las consecuencias en bosques, océanos y lagos es que altera el pH del suelo, provocando un ambiente tóxico para la flora y fauna de estos lugares, incluso se han documentado alteraciones en las cosechas donde se ha presentado lluvia ácida.

Te puede interesar: Agreden a perro en Zumpango, Estado de México

En las ciudades o regiones urbanas, las consecuencias de la lluvia ácida es que pueden causar corrosión, por ejemplo, en monumentos de metal, pero también de mármol, incluso llega a dejar manchas de oxidación en vehículos, plantas y ropa.

Las afectaciones en las personas son en ojo, piel, incluso caída de cabello, entre otras consecuencias; además de que pueden afectar los abastecimientos de agua potable en caso de que se llegue a filtrar la lluvia ácida.

Te puede interesar: Autopista México-Cuernavaca lleva más de 6 horas cerrada por volcadura

MÁS NOTICIAS