Colisión agujero negro 2.jpeg
UNAM
03 agosto 2021 21:08hrs
Rubén Mendoza
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Share

Estrella devorada por agujero negro confirma existencia de ondas gravitacionales

Telescopio de la UNAM confirma existencia de las ondas gravitacionales, durante seguimiento a estrella devorada por un hoyo negro

El seguimiento de una estrella de neutrones “devorada” por un agujero negro, por parte de científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), confirma la existencia de las ondas gravitacionales.

El Observatorio Astronómico Nacional (OAN) a cargo del Instituto de Astronomía de la UNAM, participó en el seguimiento de la fusión de una estrella de neutrones con un agujero negro.

La observación se logró con el telescopio robótico denominado DDOTI, ubicado en el OAN de San Pedro Mártir, Baja California, el cual recibe automáticamente alertas para observar la región del cielo donde se registra la emisión de ondas gravitacionales.

Las ondas gravitacionales son una especie de “olas” que se propagan por el Universo a la velocidad de la luz; su observación representa una manera complementaria de estudiar el cosmos.

Y es que antes de su descubrimiento, el Universo se analizaba básicamente mediante observación de luz ultraviolenta, infrarroja, rayos X o rayos gamma.

Según William Lee Alardín, investigador del Instituto de Astronomía, las ondas gravitacionales brindan información complementaria que antes no se tenía, sobre lo que está pasando en el Universo, “en particular con eventos violentos como fusiones y explosiones que involucran el movimiento de grandes cantidades de masa”.

Como una piedra en el agua

Añadió que se producen cuando cantidades importantes de masa, comparables con el tamaño de una estrella, se desplazan o se sacuden a grandes velocidades, y crean perturbaciones que viajan alejándose de la fuente “como cuando tiramos una piedra en un estanque y se producen ondas o anillos concéntricos que se van propagando, y si hay una hoja flotando se mueve para arriba y para abajo porque pasó la ola”.

La primera detección directa de ondas gravitacionales, que marcó el inicio de una nueva era para la astronomía, se realizó en septiembre de 2015 y fue dada conocer en febrero del año siguiente.

Dichas perturbaciones del espacio-tiempo fueron predichas hace más de un siglo por Albert Eistein en su Teoría de la Relatividad General de Einstein.

Rosa Leticia Becerra Godínez, investigadora en el Instituto de Ciencias Nucleares (ICN), explica que el 15 de enero de 2020, los detectores de ondas gravitacionales LIGO (Estados Unidos) y VIRGO (Italia) observaron la unión de dos objetos 5.7 y 1.5 veces el equivalente a la masa solar.

“Sabemos que si uno tiene menos de tres masas solares se trata de una estrella de neutrones, y como el otro tiene más de cinco veces la masa del Sol nos lleva a concluir que es un agujero negro”, añadió la científica.

El evento, denominado GW200115, se ubicó a aproximadamente mil millones de años luz de distancia de la Tierra. Fue producto de la la fusión de una estrella de neutrones y un agujero negro, que “pensábamos que existía en el Universo, pero que nadie había visto directamente y eso es muy emocionante”, asegura Lee Alardín.

“Se lo tragó de un bocado”

Según los astrónomos, esto pudo ocurrir porque la estrella fue tragada de un solo “bocado” por el agujero negro, “sin ser destrozada antes por las poderosas fuerzas de marea que genera en su vecindad”.

Aunque es posible que la emisión fuera tan débil, que los telescopios no alcanzaron a percibirla.

Colisión agujero negro.jpeg
UNAM
Los seis telescopios del DDOTI abarcan un campo de casi 70 grados cuadrados

El DDOTI es un sistema robótico de seis telescopios, que desde el 2017 pera en el Observatorio Astronómico Nacional. Cada uno de sus telescopios tiene un campo de 3.4 por 3.4 grados, y juntos abarcan un campo de casi 70 grados cuadrados.

La información recabada en este tipo de eventos ayudará a comprender lo que ocurre al fusionarse objetos compactos como estrellas de neutrones y agujeros negros, y se espera que aporte conocimientos sobre la vida y la muerte de las estrellas, la estructura de la materia y la creación de los elementos químicos en el Universo.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS