ratones parálisis experimento
Universidad de Northwestern
12 noviembre 2021
Azteca Noticias
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

Experimento logra que ratones con parálisis vuelvan a caminar

El experimento, consistente en la inyección de un gel con nanofibras, ayudó a que los ratones con parálisis recuperaran su movilidad.

Un equipo de científicos de la Universidad de Northwestern, Estados Unidos, consiguió que ratones con parálisis volvieran a caminar luego de recibir la inyección de un gel con nanofibras como parte de un experimento.

En un comunicado, la institución explicó que los animales tenían lesiones en la columna vertebral y con una sola inyección en los tejidos que rodean la médula espinal, recuperaron la movilidad cuatro semanas después.

Los investigadores utilizaron nanofibras que imitan la arquitectura de la “matriz extracelular”, es decir, de la red de moléculas que de manera natural se forma alrededor del tejido celular.

Las nanofibras de este “nuevo y revolucionario tratamiento terapéutico” están formadas por miles de péptidos, unas moléculas que transmiten señales para que los nervios se regeneren.

Experimento tuvo impacto positivo en vasos sanguíneos y neuronas

Samuel Stupp, líder del experimento, detalló que “la innovación clave en esta investigación, que nunca antes se había hecho, es controlar el movimiento colectivo de más de 100 mil moléculas dentro de las nanofibras”.

Después de cuatro semanas de aplicar la terapia en algunos de los 76 ratones del experimento, los animales volvieron a caminar, algo que no ocurrió en los que recibieron un placebo.

El gel inyectado en los animales con parálisis ayudó a la regeneración de los extremos cortados de las neuronas, a reducir la cantidad de tejido cicatricial en la médula espinal y favoreció el crecimiento de los vasos sanguíneos.

Los tejidos del sistema nervioso central que hemos regenerado con éxito en la médula espinal lesionada son similares a los del cerebro afectados por accidentes cerebrovasculares y enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer.

El líder del experimento afirmó que en la actualidad no existen terapias que desencadenen la regeneración de la médula espinal. “Quería abordar este problema, dado el tremendo impacto que podría tener en la vida de los pacientes”, agregó.

Aunque la aplicación del gel se trató de un experimento en ratones, el objetivo de la investigación es desarrollar una terapia que pueda ser usada en los hospitales para evitar la parálisis en personas que hayan sufrido traumatismos mayores por accidentes automovilísticos, caídas y heridas de bala.

Ahora, los científicos trabajan para presentar su tratamiento a la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) el próximo año y proponer pruebas en humanos.

La investigación, publicada en la revista Science, es un paso más en la búsqueda de una terapia o medicamento “que pueda evitar que las personas sufran una parálisis después de un trauma o enfermedad grave”.

“Durante décadas, esto ha sido un gran desafío para los científicos porque el sistema nervioso central de nuestro cuerpo, que incluye el cerebro y la médula espinal, no tiene ninguna capacidad significativa para repararse después de una lesión o después de la aparición de una enfermedad degenerativa”, concluyó Stupp.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS