Musulmanes
AKHTAR SOOMRO/REUTERS
14 abril 2020 10:04hrs
Internacional - Notas
Compartir

Musulmanes en Pakistán ignoran normas sobre Covid-19 en mezquitas

“Nuestro líder en las oraciones nos dijo que el virus no nos puede infectar igual que los occidentales”, dijo Durrani.

13 de abril.- Sabir Durrani dice que realiza sus oraciones casi todos los días en una mezquita de la ciudad de Multán, en el centro de Pakistán. Afirma que suele haber una decena o más hombres en el lugar, ninguno de ellos con mascarillas.

Durrani, de 52 años, es uno de miles de devotos musulmanes que ignoran las órdenes que el gobierno paquistaní emitió el mes pasado y que prohíben las reuniones religiosas de más de cuatro personas para frenar la propagación del coronavirus. La enfermedad ha infectado a más de 5.300 personas y matado a 93 en el segundo país musulmán más poblado del mundo.

“Nuestro líder en las oraciones nos dijo que el virus no nos puede infectar igual que los occidentales”, dijo Durrani. “Dijo que nosotros nos lavamos las manos y nos lavamos la cara cinco veces al día antes de decir nuestras oraciones, y que los infieles no lo hacen, así que no tenemos que preocuparnos. Dios está con nosotros”, agregó.

Los grupos de presión islámicos tiene una enorme influencia en Pakistán, un país de más de 200 millones de personas. Los grupos religiosos no han tenido éxito electoral, pero pueden convocar a grandes multitudes, a veces violentas, por temas relativos a la religión, como en respaldo a la dura ley del país contra la blasfemia.

“La religión y las oraciones son un tema emocional para muchas personas en Pakistán, y el gobierno ha sido sensible a eso”, dijo a Reuters Mirza Shahzad Akbar, asistente del primer ministro Imran Khan.

El temor es que se produzca un fuerte aumento debido a las oraciones de feligreses en mezquitas, especialmente los viernes. La cantidad de gente que asiste a las oraciones probablemente aumentará con el comienzo del mes sagrado de Ramadán en dos semanas y las autoridades buscan formas de enfrentarlo.

Un destacado líder de un grupo religioso dijo a una multitud de cientos de personas reunidas para un funeral la semana pasada que las órdenes del gobierno de limitar las congregaciones eran inaceptables.

“Si hacen esto, nos veremos obligados a pensar que las mezquitas están siendo abandonadas por instrucciones de Estados Unidos”, dijo Mufti Kafayatullah a la multitud. “Estamos listos para dar nuestras vidas, pero no estamos listos para abandonar nuestras mezquitas”.

En Karachi, la ciudad más grande de Pakistán, la policía fue atacada por segunda semana consecutiva mientras intentaba detener las oraciones en una mezquita el viernes pasado. Ese día, una de las principales tendencias de Twitter en el país fue “musulmanes, la mezquita los está llamando”.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS