major-champ-perros-joe-biden.jpg
Crédito: Instagram @DrBiden
09 marzo, 2021
Azteca Noticias
Internacional - Notas
Compartir

Major y Champ, mascotas de Joe Biden, dejan la Casa Blanca

De acuerdo con los reportes, Major mordió a un agente de seguridad, por lo que fueron llevados de nueva cuenta a su antigua casa en Delaware.

Los perros de Joe Biden y su esposa, Jill Biden, dejaron la Casa Blanca, luego que se reportara que el más joven, Major, mordió a un agente de seguridad.

De acuerdo con la oficina de prensa de la Casa Blanca, Major y su compañero, Champ, volvieron al hogar de la familia Biden, en Wilmington, Delaware.

Reportes señalan que Major había mostrado conducta agresiva con varios miembros del staff de la residencia presidencial, pues de acuerdo con fuentes anónimas, parece que nunca se acopló a su nuevo hogar, por lo que se la pasaba ladrando al personal que trabaja en la Casa Blanca.

Major pasará a la historia por ser el primer animal que vivió en un refugio para animales y posteriormente en la residencia presidencial de Estados Unidos.

El pastor alemán fue adoptado por la familia Biden en 2018. El otro perro, Champ, tiene 13 años de edad, y ambos llegaron a la Casa Blanca cuatro días después de que Joe Biden tomó protesta como presidente de la unión americana.

Te puede interesar: Reina Isabel no fue racista sobre hijo de Meghan: Oprah

PARECE QUE EL ENTRENAMIENTO NO FUNCIONÓ

Previamente, Jill Biden había dicho en una entrevista para la televisión estadounidense que estaba enfocada en entrenar a los perros y ayudarlos a que se acostumbraran a su nueva casa.

“Tienen que usar el elevador. Si no lo usan, tendrían que ir al ala sur de la casa, donde se encontrarían con muchas personas. Así que por eso estoy tan obsesionada con entrenarlos para que mantengan la calma”, declaró la primera dama en aquella ocasión.

Un gran número de perros han acompañado a los presidentes estadounidenses, a excepción de Donald Trump, quien no tuvo mascotas, aunque en un mítin de su campaña rumbo a la reelección aceptó que a veces la Casa Blanca parecía un poco vacía, aunque descartaba tener un perro porque, según él, siempre estaba muy ocupado y no tendría tiempo para jugar con él.

Aunque Major es el primer perro que vivió en un refugio antes de llegar a la Casa Blanca, no es el primer perro rescatado en la historia de la presidencia estadounidense, pues el presidente Lyndon B. Johnson tenía a un perro rescatado que se llamaba Yuki. El can, mestizo, fue rescatado de una planta petrolera por la hija de Johnson, Luci, luego de encontrarlo solo en el Día de Acción de Gracias de 1966.

Te puede interesar: ¿Cómo puedo participar en el paro nacional #UnDíaSinNosotras #9M2021?

MÁS NOTICIAS