FOTO DE ARCHIVO: El ex presidente sudafricano Frederik Willem de Klerk llega para asistir al discurso sobre el estado de la nación del presidente Cyril Ramaphosa en el parlamento en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, el 13 de febrero de 2020.
POOL New/REUTERS
11 noviembre 2021
Reuters
Internacional - Notas
Compartir

Muere el expresidente de Sudáfrica Frederik Willem De Klerk

El expresidente De Klerk fayudó a eliminar el apartheid en Sudáfrica, lo que permitió a la población negra tener los mismos derechos que los blancos.

El último presidente blanco de Sudáfrica, Frederik Willem de Klerk, murió el jueves 11 de noviembre por la mañana en su casa en Ciudad del Cabo, dijo la Fundación FW de Klerk en un comunicado.

“El ex presidente FW de Klerk murió pacíficamente en su casa en Fresnaye esta mañana, luego de su lucha contra el cáncer de mesotelioma”, dijo el comunicado.

De Klerk, de 85 años, encabezó el gobierno de la minoría blanca de Sudáfrica hasta 1994, cuando el partido del Congreso Nacional Africano de Nelson Mandela llegó al poder.

Compartió el Premio Nobel de la Paz con Mandela, pero su papel en la transición a la democracia sigue siendo muy controvertido más de 20 años después del fin del apartheid.

En marzo le diagnosticaron mesotelioma, un cáncer que afecta el tejido que recubre los pulmones.

“Le sobreviven su esposa Elita, sus hijos Jan y Susan y sus nietos”, dijo la fundación, y agregó que la familia a su debido tiempo haría un anuncio sobre los arreglos del funeral.

¿Qué fue el apartheid?

El apartheid ('separación’ en afrikáans) fue el sistema de segregación racial en Sudáfrica y Namibia en vigor hasta 1992. Este sistema de segregación racial consistía en la creación de lugares separados, tanto habitacionales como de estudio y de recreo, e incluyó la prohibición de matrimonios o relaciones entre blancos y negros.

Su propósito era conservar el poder para la minoría blanca (21% de la población), que en otras condiciones habría perdido su posición de privilegio.

En teoría, el sistema consistía básicamente en la división de los diferentes grupos raciales para promover el «desarrollo». Todo este movimiento estaba dirigido por la raza blanca.

De Klerk asumió el cargo de presidente de Sudáfrica el 20 de septiembre de 1989. Abandonó sus posiciones conservadoras e inició negociaciones con otros políticos blancos para poner fin al apartheid, trabajando primero para suprimir la legislación racista que había estado en vigor durante los últimos 40 años.

Entre 1990 y 1991 fue desmantelado de modo organizado el sistema legal sobre el que se basaba el apartheid, derogando las leyes que habían dispuesto la segregación racial desde 1948 y que habían privado de derechos políticos a la población negra.

En marzo de 1992, en la última ocasión en que solo los blancos votaron, un referéndum le concedió facultades al gobierno de De Klerk para avanzar en negociaciones para una nueva constitución.

Finalmente, las partes llegaron a un acuerdo sobre un borrador de constitución y fijaron una fecha tentativa para las nuevas elecciones para el presidente y el parlamento: éstas se producirían entre el 27 y el 29 de abril de 1994, fecha en las cuales la población negra ejerció su derecho al sufragio por primera vez en la historia del país.

En dichas elecciones el líder del ANC, Nelson Mandela , resultó elegido presidente de Sudáfrica .

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS