Alcalde de Portland, Ted Wheeler
23 julio, 2020
Azteca Noticias
Internacional - Notas
Share

Alcalde de Portland fue rociado con gases lacrimógenos en medio de una protesta

Ante las manifestaciones que se han estado dando a raíz de la muerte de George Floyd, el alcalde de Portland resultó afectado cuando lo rociaron con gases lacrimógenos.

El alcalde de Portland, Oregon, Ted Wheeler fue rociado con gases lacrimógenos durante una protesta contra el racismo y la brutalidad policial después de la muerte de George Floyd.

  Te puede interesar:
OMS: Brasil, Estados Unidos e India pueden resistir la pandemia por Covid-19

Antes de que esto sucediera, el alcalde demócrata estaba entre la multitud e intentó hablar con un micrófono y un altavoz; sin embargo, frente al caos, no pudo transmitir su mensaje.

En ese momento, las fuerzas de seguridad enviadas por el presidente Donald Trump reanudaron las órdenes contra los “anarquistas e instigadores” y lanzaron gases lacrimógenos.

Ted Wheeler estaba parado con una máscara y gafas, y tuvo que beber agua ante los malestares que comenzó a tener por la sustancia irritante. La protesta en ese momento se encontraba cerca del Palacio de Justicia Federal Mark O.

El aumento en el número de tropas federales ha suscitado críticas por parte de legisladores demócratas, líderes locales y organizaciones de derechos civiles. Más de una docena de alcaldes en el país clasificaron este comportamiento como un “régimen autoritario”, pero Trump parece decidido a no dar marcha atrás y fortalecer la resolución de los manifestantes.

El gas lacrimógeno es un químico que es rociado a través de un aerosol. Su compuesto más común es el clorobenzilideno malononitrilo, llamado CS. Uno de sus efectos es que irrita los ojos, la nariz, la boca y los pulmones.

Provoca la sensación de quemadura y también genera: tos, lágrimas, estornudos, desorientación, ceguera temporal y dificultad para respirar.

También te puede interesar:
Mujer rompe cuarentena para ayudar a su familia; recibe condena de seis meses en cárcel

Si se llega a exponer en mayores cantidades, el gas puede causar vómitos y los síntomas se pueden agravar cuando la persona expuesta sufre crisis de pánico. Aunque no es considerada mortal, puede ser peligrosa en caso de padecer algún problema de salud o en espacios cerrados.

MÁS NOTICIAS