alexei-navalny.jpg
Crédito: Reuters
02 febrero, 2021
Azteca Noticias
Internacional - Notas
Share

Alexei Navalny, líder opositor ruso, fue condenado a tres años y medio de prisión

La jueza responsable del caso afirmó que Navalny violó la libertad condicional que se le impuso por un delito en 2014; sin embargo, el ruso intentó alegar que estaba en coma.

El líder de la oposición rusa, Alexei Navalny, fue condenado a tres años y medio de prisión, luego de que autoridades rusas hicieran efectiva una sentencia previa.

  Días después de que varias ciudades rusas presentaran manifestaciones solicitando la liberación del político y en contra del régimen de Vladimir Putin, el Tribunal Superior de Moscú determinó que el activista violó su libertad condicional en 2020 por viajar a Alemania, a pesar de que autoridades lo habían citado a firmar su registro dos veces al mes.

El motivo por el que Navalny salió del país fue porque había sido envenenado en Siberia, por lo que fue trasladado de emergencia a Alemania, donde permaneció hospitalizado hasta finales del año pasado.

Tras conocerse su sentencia, el activista afirmó que el mandatario ruso será recordado como un asesino.

No sabe discutir, sólo asesinar; será recordado como Vladimir el envenenador”, afirmó el opositor.

Después de que la corte impusiera la nueva sentencia, los simpatizantes de Navalny hicieron un llamado para salir a las calles y e intensificar sus protestas contra el gobierno encabezado por Putin.

Durante las manifestaciones del pasado fin de semana, se reportaron más de 200 arrestos.

EL ANTECEDENTE DE ALEXEI NAVALNY

La justicia rusa había acusado de estafa y apropiación ilícita de recursos a Alexei Navalny en 2014.

Tras llegar a un acuerdo con el tribunal, la sentencia de Navalny fue modificada para que cumpliera con ella en libertad condicional tras haber pasado poco más de un año en prisión.

Te puede interesar: Hollyboob: vandalizan letrero de Hollywood; detienen a seis personas

El líder opositor afirmó que los cargos imputados en su contra no eran comprobables y que sólo eran un intento del gobierno para evitar que su movimiento tomara fuerza.

Tras haber sido presuntamente envenenado con el agente tóxico ‘novichok’, sustancia que cobró fama durante la época de la Guerra Fría en la entonces Unión Soviética, fue trasladado y atendido en Alemania.

Autoridades rusas afirmaron que en los análisis practicados a Navalny la sustancia no fue detectada, pero en los estudios que se le realziaron en Alemania la sustancia sí apareció.

Tras recuperarse, Navalny volvió a Rusia, donde fue arrestado inmediatamente después de descender del avión. Se le acusó de violar la libertad condicional impuesta por sus cargos anteriores.

Gobiernos y activistas de todo el mundo han pedido la liberación de Navalny, pero el gobierno ruso afirmó que “se trataba de un crimen en Rusia cometido por un ciudadano ruso”, por lo que no respondió a la presión internacional.

Te puede interesar: Roche lanzará prueba nasal para detectar Covid-19

MÁS NOTICIAS