minas ocre yucatan mexico.jpg
04 julio, 2020
Azteca Noticias
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas

Share

Descubren las posibles minas más antiguas de América en Yucatán

Las minas se encontraron debajo del agua y estas proporcionan ocre, según lo mencionaron los investigadores.

La península de Yucatán, México volvió a sorprender a investigadores de la zona, pues descubrieron minas de ocre a kilómetros de profundidad de la superficie; sin embargo, eso no ha sido todo, pues podrían ser las más antiguas de América.

  Un grupo de investigadores del Centro Investigador del Sistema Acuífero de Quintana Roo (CINDAQ) anunció este viernes que se realizó una investigación de un espacio que los dirigía a unas cuevas subacuáticas en la península de Yucatán.

Te puede interesar:
NASA: Sismo en Oaxaca desplazó casi medio metro la superficie terrestre

En estas se encontraron con minas de ocre, las cuales podrían tener alrededor de 12,000 años, lo cual las caracteriza como las posiblemente más antiguas del continente americano.

Representan las minas de ocre más antiguas conocidas en las Américas

Estas cavernas se encuentran a unos 10 kilómetros tierra dentro de las famosas playas de Yacatán; anteriormente, se trataba de un espacio seco, pero con el paso del tiempo, el agua del mar se elevó, por lo que el hallazgo se realizó a partir de un equipo de buceadores.

Los buceadores de la organización privada CINDAQ se encargaron de sumergirse en el mar por varios kilómetros, mientras atravesaban cuevas hasta que llegaron a ingresar al paisaje subterráneo. Al ver la forma que este tenía, se percataron que fue manipulado por humanos que lo habitaron hace más de 10,000 años.

El paisaje en esta cueva está notablemente alterado, lo que nos lleva a pensar que los seres humanos prehistóricos extrajeron toneladas de ocre de ella, quizá, viéndose en la necesidad de prender fogatas para iluminar su espacio

De esta forma, también se comprendió la manera en la que vivían los humanos de aquella época, pues no sólo se introducían a las cuevas para protegerse de los depredadores o para buscar agua, sino también para realizar minería, según lo mencionó Roberto Junco Sánchez, director del SAS.

Ahora sabemos que los humanos antiguos no solo se arriesgaban a entrar en el laberinto de cuevas para buscar agua o huir de los depredadores, sino que también lo hacían para realizar minería, alterándolas y generando modificaciones culturales en su interior

También te puede interesar:

Aparece brote de peste negra en Mongolia y ordena cuarentena

MÁS NOTICIAS