Lucha por equidad de género en Afganistán.
02 junio, 2021
Raziel Cruz Salazar
Internacional - Notas
Share

Mujer lucha por equidad de género; construye universidad en Afganistán

La desigualdad de género es una realidad en Afganistán. Por eso Simin Shams y su hermana, se unieron para construir una universidad que acepta mujeres.

Sin paz a la vista después de décadas de guerra, la equidad de género sigue siendo un sueño sin cumplir en Afganistán, principalmente debido a las estrictas reglas del Talibán que restringen los derechos de las mujeres.

Simin Shams, cofundadora de una universidad con su hermana, creció en una familia adinerada en el norte de Afganistán, un país donde el dinero no evita a nadie el riesgo de muerte o secuestro, por lo que hay tanta seguridad alrededor de su casa e incluso tiene un pequeño cuartel militar.

Los hijos de muchas familias ricas han sido enviados al extranjero por su propia seguridad. Era algo que Simin incluso anhelaba hasta que consideró a los menos afortunados.

“Dejé de pensar en irme al extranjero para mis estudios y decidí crear un entorno para todos que quería para mí, una universidad que pueda ofrecer confianza, seguridad y credibilidad. Pensé que tenía que construirla yo misma”, dijo.

Defendió equidad de género y construyó universidad

A los 16 años se asoció con su hermana Setarah y construyó la Universidad Taj en la ciudad norteña de Mazar-e Sharif.


“Creo que hemos construido la primera universidad privada dirigida por mujeres en la historia de Afganistán”, dijo Shams.

Desde entonces, miles de científicos, médicos, abogados y economistas se han graduado de la Universidad Taj.

Lucha por equidad de género en Afganistán.
Lucha por equidad de género en Afganistán.

El objetivo de Simin es garantizar la igualdad de representación de las mujeres entre el personal docente y los estudiantes. Es una meta que marca la diferencia más allá de los terrenos del campus.

“Afganistán ha sido testigo de la guerra durante mucho tiempo y necesita avances al igual que otros países. Necesita mujeres médicas, porque hay hombres en las zonas rurales que no permiten que sus esposas vayan a un médico varón”, dijo Maryam Wolash, médico estudiante de la Universidad Taj.

Equidad de género: algo impensable hace 3 décadas

Las universidades, junto con la educación de las mujeres, eran impensables cuando el Talibán gobernó a mediados y finales de la década de 1990.

Se obligaba a las mujeres a quedarse en casa y se les permitía salir solo en casos de emergencia si iban acompañadas de un marido o un familiar varón.

Afganistán sigue siendo una sociedad patriarcal profundamente conservadora. Por eso es importante tener más mujeres dirigiendo instituciones educativas, según Wolash.

Lucha por equidad de género en Afganistán.
Lucha por equidad de género en Afganistán.

Te podría interesar:

Probable vínculo entre vacuna Covid Pfizer y miocarditis

“Una mujer fundadora en una organización educativa ayuda a atraer a más mujeres a la educación. Las familias con fuertes restricciones para sus hijas pueden aprender que hay instituciones en las que se puede confiar”, dijo Wolash.

Setarah, la hermana de Simin, se graduó como doctora en la Universidad Taj y ahora dirige su propio centro de cuidado de la piel en Mazar-e Sharif. Quiere que la belleza llene el vacío de rígida intolerancia que trafican los talibanes.

“Conozco a los talibanes. Su nombre está mezclado con destrucción y decadencia durante más de 20, o casi 30 años. Desde la destrucción de ciudades y nuestra patria hasta la destrucción de todo. A veces, incluso solían salpicar ácido en la cara de las mujeres, contra la belleza ", dijo Setarah Shams.

MÁS NOTICIAS