Sacerdote usa dinero de limosnas para comprar 19 coches
10 septiembre, 2020
Azteca Noticias
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas

Share

Un sacerdote es acusado de comprar 19 autos con las limosnas

Los miles de dólares que se obtuvieron a través de donativos y limosnas fueron usados por un sacerdote, quien prefirió comprar 19 autos antes de usar los recursos para otras causas.

El exsacerdote Antonio Texeira fue asignado en la parroquia del Santo Condestável en Lisboa, Portugal; ahora, estará enfrentado a la justicia de dicho país para dar respuesta sobre el desfalco y desvío que realizó con medio millón de dólares.

  Te puede interesar:
Con tan sólo 11 años, un niño conduce un auto para llevar a su abuela al hospital

Aparentemente el sacerdote utilizó los recursos recolectados de su anterior templo, el de Nossa Senhora dos Remedios de Carcavelos y también el de la ya mencionada parroquia, Santo Condestável de Lisboa. De acuerdo con la investigación, el dinero estaba destinado para la manutención de los templos y obras de caridad para apoyar a los pobres y a la educación.

Según los medios locales, el sacerdote Antonio Texeira, de 54 años, es el principal sospechoso de haberse quedado con el dinero que los fieles y creyentes dieron a las dos parroquias, utilizando el dinero para comprar 19 automóviles, todos de distintas marcas.

Ahora, tras el mal uso que hizo del dinero, tendrá que enfrentarse a un juicio legal que iniciará el próximo 15 de septiembre. No obstante, éste no es el único cargo que se le atribuye al cura, pues también ha sido señalado como el responsable de haberse deshecho de 20 piezas de arte sacro sin el conocimiento de la diócesis de Lisboa.

Según la Fiscalía de Ministerio Público de Portugal, el daño económico que ha causado a la Iglesia Católica suma un total de 420 mil euros, cerca de 497 mil dólares (10 millones 437 mil pesos).

También te puede interesar:
Profesora se burla de alumno por tomar clases virtuales desde un cibercafé

A través de ésto, se puede demostrar que la iglesia se sostiene gracias a las aportaciones y donaciones; aparte de apoyar a obras benéficas con este dinero, también tienen que saberlo administrar para poder pagar los salarios del personal que trabaja con ellos, incluyendo personal administrativo, ministros y sacerdotes.

MÁS NOTICIAS