rusia-protestas.jpg
Crédito: Reuters
03 febrero, 2021
Azteca Noticias
Internacional - Notas
Share

Sentencia a Alexei Navalny preocupa a Naciones Unidas

El organismo internacional afirmó que la condena a Navalny causa preocupación a la democracia; además pidió la liberación de los detenidos en protestas.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través de su oficina de derechos humanos, dijo que la sentencia de 3 años y medio en prisión para el líder opositor ruso, Alexei Navalny, causa consternación internacional y que puede ser considerada como un golpe a la democracia.

  Además, el organismo pidió a autoridades rusas la liberación de los más de mil 400 detenidos en las protestas a favor de Navalny que tuvieron lugar el fin de semana pasado en diferentes ciudades rusas.

La vocera de la oficina de derechos humanos de las Naciones Unidas, Ravina Shamdasani, declaró en un comunicado que esta nueva sentencia contra el líder político viola las condiciones de la sentencia expedida por autoridades rusas en 2014.

“En 2017, este caso fue encontrado como arbitrario, injuto y evidentemente irracional por la Corte Europea de Derechos Humanos”, añade el texto.

El equipo legal del también bloggero declaró que Navalny en realidad sólo debería cumplir una sentencia de 2 años y 8 meses tras las rejas, por el tiempo que pasó bajo arresto domiciliario previamente, tras la sentencia que recibió en 2014 por los cargos de enriquecimiento ilícito que autoridades rusas le imputaron en aquel año.

Te puede interesar: Fiscalía extradita a Alonso Ancira a México

EL CASO ALEXEI NAVALNY

Alexei Navalny es el principal opositor del gobierno ruso, y esperaba contender por la presidencia en las próximas elecciones contra el actual mandatario, Vladimir Putin.

Cuando fue declarado culpable de corrupción y enriquecimiento ilícito en 2014, Navalny afirmó que era una estrategia del régimen de Putin para manchar su imagen y frenar al movimiento opositor.

En agosto de 2020, fue envenenado durante un viaje en Siberia, por lo que fue trasladado a Alemania, donde fue estabilizado y permaneció hospitalizado hasta diciembre del mismo año. Finalmente regresó a Rusia el mes pasado, pero al llegar a Moscú fue detenido por autoridades locales con el argumento de que había violado su libertad condicional al no presentarse a firmar los documentos requeridos.

Aunque Navalny abogó que salió del país por cuestiones de salud, autoridades desestimaron sus argumentos e iniciaron un nuevo proceso legal en su contra.

En Alemania, los análisis clínicos de Navalny arrojaron que fue envenenado con la sustancia tóxica conocida como ‘novichok’, famosa durante la época de la Unión Soviética como un método usado para eliminar a los opositores al régimen. Autoridades rusas afirmaron que en los exámenes clínicos practicados a Navalny nunca encontraron rastros de veneno.

Te puede interesar: Equipo de la OMS visita laboratorio en Wuhan

MÁS NOTICIAS