Apolo 11 viaje a la Luna 1969
20 julio, 2020
Azteca Noticias
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Share

Conoce el dato que muy pocos saben del viaje a la Luna en 1969

La misión pudo haber terminado en un enorme desastre, pero gracias a un buen pronóstico meteorológico ésta quedó en la memoria de la humanidad.

Un día como hoy, pero de hace 51 años (exactamente en 1969) por primera vez el hombre pisó la Luna, y aunque fue un momento que millones de personas recuerdan y sigue pasando de generación en generación, la misión pudo haber resultado en un terrible desastre; sin embargo, un buen pronóstico meteorológico la salvó.

  Te puede interesar:
FOTOS: Perrito llora junto a las cenizas de su dueño y se vuelve viral

La madrugada del 22 de julio de 1969, los astronautas encargados de la misión Apolo 11, Michael Collins, ‘Buzz’ Aldrin y Neil Armstrong, abandonaban la Luna y se dirigían de regreso a la Tierra, tras pisar nuestro satélite natural y transmitirlo en directo para todo el mundo.

Sin embargo, esto pudo haber terminado de manera catastrófica y trágica, si no llega a ser por la acción de un meteorólogo ya que, en los años previos al Apolo 11, los oficiales de inteligencia de los Estados Unidos habían desplegado una red de satélites espías para tomar fotografías de posibles sitios de misiles en Unión Soviética, China y Cuba.

La cápsula que contenía la cámara panorámica se desprendía de la parte delantera del satélite a una hora y lugar predeterminado sobre el Océano Pacífico.

Por supuesto, el miedo de que la meteorología jugara una mala pasada a la hora de mandar las imágenes sobre el océano, llevó a que se desplegaran los satélites sofisticados para asegurarse de que no sucediera, pues todo se estaba haciendo en secreto.

A la vez que recopilaba esta información, que resultó ser importante en la Guerra Fría, algunos técnicos como el meteorólogo de la Fuerza Aérea, Hank Brandli, descubrieron que las imágenes que se tomaban desde el espacio servían para hacer predicciones meteorológicas con mayor precisión.

A raíz de estas fotos de satélite y datos, se descubrió un terrible hecho, pues sobre el lugar exacto del Pacífico en el que pensaban aterrizar los astronautas se estaba formando una enorme tormenta tropical.

Esta tormenta amenazaba con destrozar los paracaídas en el módulo de comando en su descenso. Sin ellos, se habrían estrellado contra las fuerzas del mar, que los hubiera matado instantáneamente. A pesar de que Brandli lo sabía, no se lo podía notificar a la NASA.

Hank recurrió a hablar con el meteorólogo de la Marina, Willard ‘Sam’ Houston, quien conocía el programa de espionaje y pudo ver los pronósticos a tiempo, para la flota de barcos que se dirigían a recuperar a los tripulantes de Apolo 11.

Houston tenía que dirigirse con el almirante Donald C. Davis, comandante de la Fuerza Operativa 130 a cargo de la recogida de los astronautas y convencerlo de que cambiara el rumbo.

También te puede interesar:
VIDEO: Descubren meteorito en un jardín en Alemania

Este acontecimiento no se hizo público hasta el año de 1995, pero se sabe que a pocas horas de la reentrada a la atmósfera, la NASA cambió el lugar de aterrizaje, a unos 350 km al noroeste del lugar original.

MÁS NOTICIAS