Jorge zarza, conductor de Hechos domingo en Tv Azteca
13 noviembre 2021
Azteca Noticias
Opinión FIA
Compartir

Cuando la vida te abraza con los pies: Jorge Zarza

Jorge Zarza conoció a Adriana en el año 2000, quien a pesar de haber nacido sin brazos, aprendió a usar sus pies para salir adelante.

Como a todos los niños, a Adriana le creció el pelo y las uñas. Luego, cuando le salieron los dientes, pensó que tarde o temprano le empezarían a crecer los brazos, pero eso nunca sucedió; cuando la vida te abraza con los pies.

Nació así, sin brazos. Un extraño capricho de la naturaleza que la ciencia aún trata de explicarse, sin embargo, nadie hasta ahora lo ha podido aclarar.

Sus padres, de buena fe, le pusieron unos brazos de fierro para que pudiera hacer su “vida normal”, sin imaginar que la normalidad llegó el día que ella dejó esos pesados aparatos.


ver fotos
  • WhatsApp Image 2021-11-12 at 14.48.32.jpeg
    WhatsApp Image 2021-11-12 at 14.48.32.jpeg
  • WhatsApp Image 2021-11-12 at 14.48.34.jpeg
    WhatsApp Image 2021-11-12 at 14.48.34.jpeg
  • WhatsApp Image 2021-11-12 at 14.48.35.jpeg
    WhatsApp Image 2021-11-12 at 14.48.35.jpeg
  • WhatsApp Image 2021-11-12 at 14.48.36.jpeg
    WhatsApp Image 2021-11-12 at 14.48.36.jpeg

Estaba harta de ser “Garfio” me cuenta entre risas Adriana Macías, una talentosa escritora, activista y conferencista que ha decidido usar sus pies para realizar todas sus actividades.

Sus pies como un vehículo para cumplir sus sueños

Yo la conocí a principios del año 2000 cuando compartimos el escenario en un ciclo de conferencias. Me estremeció su relato no tanto por lo dramático que significa ver a una persona sin brazos, sino por el extraordinario sentido del humor con el que ella hizo que el auditorio explotara a carcajadas.

Haber nacido sin brazos no la detiene. Aprendió a usar sus pies para escribir, pintar, cocinar, manejar y vivir.

20 años después me llegó su más reciente libro autografiado y busque la ocasión para entrevistarla. El equipo élite de FIA integrado por Ricardo Ruiz, Esteban Sánchez y Vianney Rodríguez, se trasladó conmigo a Guadalajara en donde vive actualmente.

Antes de llegar a la casa donde nos citó, alcancé a escuchar las notas del “Himno a la Alegría” que entraban cadenciosas a nuestros oídos.

Al abrir la puerta descubrimos a Adriana Macias tocando el chelo. Con uno de sus pies deslizaba el arco y con el otro apretaba las cuerdas.

Me quedé aún más sorprendido cuando me mostró uno de sus dedos completamente hinchado de tantas horas de ensayo. Esa es Adriana Macías. Tesonera y obstinada. El reto, me dice, es aprender algo que nos obligue a sacar lo mejor de nosotros, si no es así, hubiera elegido tocar el pandero.

Adriana es una mujer divertida. Interrumpe la entrevista para compartirme que le dolió muchísimo el brazo cuando le pusieron la vacuna. Bromea sin filtro y nos arranca una sonrisa.

Me invitó a caminar por el parque a donde se encontraría con su pequeña hija. De una carrera saltó hacia ella y se “abrazaron” en un gesto que pudo captar la cámara.

Adriana Macías nació sin brazos, pero eso no le ha impedido convertirse en la mujer exitosa y feliz que vive inspirando a quien la ve y la escucha.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS