La decisión del presidente Donald Trump de subir las tarifas del 10% al 25% sobre bienes chinos por valor de 200,000 millones de dólares puede tener grandes repercusiones. Imagen: AP
02 junio, 2019
Notimex
Politica - Notas
Compartir

Banorte propone un plan para responder a las amenazas de Trump y afectar su base electoral

Implementar aranceles en estos productos, podría afectar a la base electoral de Trump.

2 de junio.- Es muy poco probable que se apliquen los aranceles que Estados Unidos amenazó con imponer a las importaciones procedentes de México, ya que la relación comercial entre ambos países es demasiado profunda, consideró Grupo Financiero Banorte. 

La institución financiera precisó que en caso de que se apliquen estos aranceles a los productos mexicanos, prevé consecuencias negativas para ambos países en términos tanto de crecimiento como de inflación. 

Refirió que el presidente estadounidense Donald Trump amenazó con imponer un arancel de 5.0 por ciento a todas las importaciones procedentes de México a partir del 10 de junio, e incrementarlos en 5.0 por ciento adicional el primer día de cada mes hasta llegar a 25 por ciento en octubre próximo. 

Esto, si México no actúa “para reducir o eliminar dramáticamente la cantidad de extranjeros ilegales que cruzan su territorio hacia los Estados Unidos”, y los aranceles se mantendrían en 25 por ciento “a menos que México detenga sustancialmente la entrada ilegal de extranjeros que ingresan a través de su territorio”. 

El banco estimó que en caso de que sí se apliquen, los aranceles tendrían un impacto inicial en el tipo de cambio y luego en la inflación y el crecimiento. 

De acuerdo con sus modelos, una depreciación de 3.5 por ciento del peso mexicano frente al dólar estadounidense podría compensar cualquier efecto de un arancel de 5.0 por ciento. 


Si bien no piensa que el tema escalará más allá del nivel de 5.0 por ciento, estimó que un arancel del 25 por ciento podría generar una depreciación de 18 por ciento. 

Si bien Estados Unidos podría implementar un arancel de 5.0 por ciento en todos los ámbitos, consideramos que México podría tomar represalias “inteligentes” con un arancel del 8.0 al 10 por ciento sólo en ciertos productos, en lugar de un arancel general, añadió Banorte. 

Las autoridades mexicanas deberían apuntar a bienes que son importantes para Estados Unidos, particularmente para la región del Medio Oeste -en donde se ubican los seguidores del presidente-, pero con un efecto marginal en el crecimiento y la inflación en México, por ejemplo, en productos como el trigo, el tabaco, el bourbon o el whisky de Tennesse.

MÁS NOTICIAS