profeco_cubitos_caldo_de_pollo
Crédito: Revista del Consumidor
07 julio, 2021
Azteca Noticias
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

¿De qué están hechos los cubitos de caldo de pollo? Profeco lo explica

Profeco revela los componentes de los cubitos de caldo de pollo comerciales y brinda una receta para una preparación casera.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) reveló de qué están hechos los cubitos industrializados de caldo de pollo, así como la cantidad de cada ingrediente que contiene.

Los cubitos, polvo y granulados de caldo de pollo son una mezcla de 9 ingredientes: saborizantes naturales y artificiales, colorantes, especias, carne y grasa de pollo, sal yodada, grasas vegetales, glutamato monosódico, fécula de maíz y azúcar.

Te puede interesar: Profeco revela lista de productos que contienen más sodio

La Profeco especificó que el uso del glutamato monosódico en los cubitos de caldo de pollo es controvertido porque se le relaciona con cuadros de dolores de cabeza, sudoración, opresión en el pecho, ardor en la boca y mareos.

Es un potenciador del sabor que se añade comúnmente a los alimentos procesados, ya que activa ciertas terminales de la lengua que hacen que el sabor de cada alimento sea más fuerte, explicó Profeco sobre el glutamato monosódico de los cubitos de caldo de pollo.

La invención de los cubitos de caldo de pollo comenzó a principios del siglo XX en Europa, con tres empresas que se preguntaron cómo crear sopas fáciles de transportar y económicas.

En 1910, una empresa británica introdujo su propio cubito, y ese mismo año, otra compañía hizo lo mismo en el mercado francés, explicó Profeco en la Revista del Consumidor del mes de julio.

Profeco te enseña a hacer tu propio caldo de pollo

La Profeco resalta que los cubitos de caldo de pollo representan practicidad en la cocina, pero considera que su consumo frecuente puede provocar, en algunos casos, daños al organismo debido a los altos contenidos de sal, por lo que no los recomienda en personas con hipertensión.

Además, la dependencia ofreció una receta para prepararlos en casa.

Para elaborar el caldo de pollo casero necesitas dos huesos de pechuga de pollo, dos hojas de yerbabuena, un pedazo de cebolla, un diente de ajo, dos litros de agua y sal en grano.

Para la preparación, debes enjuagar los huesos con agua, y colocarlos en una cacerola junto con el agua y el resto de los ingredientes. Después debes tapar y dejar hervir a fuego bajo durante 10 minutos.

Deja enfriar la preparación, colócala y vacíala en un recipiente adecuado para refrigerar toda la noche. Al siguiente día retira la capa de grasa de la superficie. Una vez listo, puedes congelarlo o envasarlo al vacío.

Esta preparación del caldo de pollo que propone Profeco puede durar hasta cinco días en refrigeración, rinde dos litros y aporta 90 kilocalorías. Además, tiene un costo promedio de siete pesos, lo que representa un ahorro de hasta el 70% en comparación con los productos comerciales.

caldo de pollo
Crédito: Revista del Consumidor

Te puede interesar: ¿Qué es el frasco de ahorro y cómo funciona?

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS