La lluvia no fue inpedimento para ver a los académicos cantar.
14 abril 2020 11:04hrs
Carlos Soto Ramírez
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

Los aguaceros pueden enfermarnos por bacterias y químicos: UNAM

Advierte sobre el peligro de contaminantes en agua de lluvia

Ciudad de México.- Un estudio del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) de la UNAM, confirmó que el agua de lluvia en la capital del país no es apta para consumo humano directo.

Y es que además de microorganismos, contiene elementos como aluminio, plomo, zinc, mercurio, arsénico y níquel.

Durante la conferencia "¿Beber agua de lluvia sin tratar es seguro para la salud?”, Rocío García Martínez, investigadora del CCA, explicó que en las grandes urbes, la industrialización y la sobrepoblación tienen efectos adversos en la química de las lluvias “porque de la atmósfera remueven partículas y gases emitidos por fuentes naturales como la actividad volcánica, y por fuentes antropogénicas como emisiones vehiculares e industriales”.

García Martínez encabezó un proyecto para evaluar el agua de lluvia de la Ciudad de México, a fin de conocer su calidad y las posibilidades de consumo directo.

Se concluyó que sólo puede ser utilizada para lavar el vehículo y algunos tipos de ropa, o incluso para riego, pero no para consumo humano. Esto, debido a los contaminantes que contiene. 

UNAM lluvia
UNAM lluvia consumo humano

Aclaró que sí podría consumirse, aunque es un proceso complejo, pues debe ser sometida a procesos de filtración y descontaminación con lámparas de ozono, para eliminar microorganismos.

También señaló que las primeras lluvias de la temporada siempre son importantes porque limpian la atmósfera “pero si tenemos dos días de precipitaciones, y tres o cuatro no, el aire estará de nuevo contaminado con humo y metales pesados”, agregó García Martínez.

Por otro lado, advirtió que la gente puede enfermarse después de un aguacero, no solamente por empaparse, sino también debido a las bacterias y elementos químicos dañinos para la salud “que ingresan a nuestro organismo de manera dérmica o por ingesta”.

Entre los elementos químicos existen óxidos de nitrógeno y óxidos de azufre, que al reaccionar con el agua forman ácido nítrico y ácido sulfúrico, los cuales dan origen a la llamada lluvia ácida.

Y añadió que cuando la lluvia es acompañada de truenos, éstos irradian amoniaco “que aunado a la radiación y a las condiciones atmosféricas, se convierte en amonio”.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS