veneno de alacrán.jpg
UNAM
26 noviembre 2021
Azteca Noticias
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

Veneno de alacrán podría combatir cáncer: investigadores lo estudian

En el estudio del veneno de alacrán, como posible tratamiento para el cáncer, participan investigadores de la UNAM, la Universidad de Stanford y el INCMNSZ.

Investigadores mexicanos y de Estados Unidos, descubrieron, aislaron y sintetizaron dos moléculas nuevas de antibióticos a partir de precursores del veneno de alacrán que aseguran servirán para combatir bacterias y células que producen cáncer.

Lourival Domingos Possani Postay, investigador del Instituto de Biotecnología (IBt) de la UNAM, encabezó los trabajos y explicó que se trata de antibióticos que no están como tales en el alacrán:

Son unos antibióticos que no están como tales en el alacrán, éste tiene unas sustancias que son precursoras del antibiótico. Cuando nosotros sacamos el veneno del alacrán, al contacto con el aire atmosférico el oxígeno modifica al precursor y hace aparecer un color del veneno.

Se trata de dos benzoquinonas, una roja y otra azul, que en la UNAM se encontró son potentes antibióticos que matan bacterias (como Staphylococcus aureus y Mycobacterium tuberculosis) y son antineoplásicos contra varios tipos de células que producen cáncer, ahondo el investigador.

¿Cómo fue el proceso para obtener los antibióticos?

En el laboratorio del Instituto de Biotecnología (IBt) de la UNAM, Possani y sus colaboradores aislaron esos componentes con color (azul y rojo) e intentaron determinar su estructura. Las nuevas moléculas se obtuvieron a partir de precursores del veneno del alacrán Diplocentrus melici, proveniente de Veracruz. Fueron caracterizadas químicamente por resonancia magnética nuclear y por espectrometría de masas en colaboración con la Universidad de Stanford.

Después, se comprobaron sus potentes propiedades como antibióticos en modelos de ratón y en cultivos celulares, donde matan bacterias y combaten varios tipos de células cancerígenas. En tanto, en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán se demostró que son excelentes antibióticos en contra de cepas multidrogoresistentes de Mycobacterium tuberculosis.

De acuerdo al investigador Lourival Domingos Possani estas son las bondades del componente azul:

El componente azul es tan bueno para impedir la infección como la Isoniazida, el principal antibiótico recomendado por la Organización Mundial de la Salud para el tratamiento de la tuberculosis.

Possani detalló que para usar a futuro estas moléculas como medicamentos, solicitaron la patente inicial que se llama PCT. El proyecto, actualmente en trámite de patente en México, Estados Unidos, más de 20 países de la Comunidad Europea, Sudáfrica y China, obtuvo el segundo lugar en la novena edición del Programa para el Fomento al Patentamiento y la Innovación, que organiza la Coordinación de Vinculación y Transferencia Tecnológica de la UNAM.


En esta investigación participan expertos del Instituto de Biotecnología de la UNAM ; de la Universidad de Stanford, EU y del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, por lo que cuando las licencias estén listas, los beneficios se dividirán en tres partes: 40 por ciento para la UNAM e igual porcentaje para la Universidad de Stanford, así como 20 por ciento para el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

Los investigadores han revelado que ahora lo que falta es encontrar una compañía farmacéutica que invierta para hacer los ensayos clínicos. Una vez aprobada por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) se tienen que hacer los ensayos preclínicos y después hacer las fases clínicas para poderlo usar en humanos, indicaron los investigadores.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS