supermercado
15 abril, 2021
REUTERS
Finanzas - Notas
Share

Ventas minoristas de Estados Unidos se disparan

Las ventas minoristas saltaron 9.8% el mes pasado, dijo el Departamento del Comercio, los datos de febrero mostraron una baja de 2.7% en las ventas al menudeo

Las ventas minoristas de Estados Unidos rebotaron con fuerza en marzo, ya que los consumidores recibieron cheques de ayuda federal por la pandemia y el avance de las vacunaciones mejoró la actividad de servicios, cimentando las expectativas de un robusto crecimiento económico en el primer trimestre.

Las ventas minoristas saltaron 9.8% el mes pasado, dijo el Departamento del Comercio el jueves.

Los datos de febrero fueron revisados al alza para mostrar una baja de 2.7% en las ventas al menudeo en lugar de la caída de 3% informada inicialmente.

Muchas de las familias que calificaron recibieron una ayuda fiscal adicional de 1,400 dólares, parte del paquete de rescate de 1.9 billones de dólares del Gobierno del presidente Joe Biden que fue aprobado en marzo.

TE PODRÍA INTERESAR:
Así están los precios de frutas y verduras en la CDMX

Los gigantescos estímulos fiscales también extendieron los aportes complementarios por desempleo de 300 dólares a la semana hasta el 6 de septiembre.

Al mismo tiempo, el clima se hizo más cálido y la situación de salud pública ha estado mejorando rápido en Estados Unidos, lo que ha permitido reabrir más restaurantes.

Excluyendo autos, gasolina, materiales de construcción y servicios de alimentos, las ventas minoristas subieron 6.9% el mes pasado luego del descenso revisado de 3.4% en febrero.

La lectura subyacente corresponde de forma más activa al componente del gasto del consumidor que se incluye en el cálculo de variación del PIB.

Subsidios por desempleo Estados Unidos

En un reporte por separado el jueves, el Departamento del Trabajo dijo que los pedidos iniciales de subsidios por desempleo cayeron en 193,000 a una cifra ajustada estacionalmente de 576.000 en la semana terminada el 10 de abril, el menor nivel desde mediados de marzo.

Pese a la fuerte caída, los pedidos de subsidios por desempleo siguen estando muy por encima de los niveles pre-pandémicos.


El reforzamiento de los programas de beneficios por desocupación, entre ellos los subsidios semanales, también podría estar alentando a muchas personas a requerir ayuda fiscal y a otras a dejar de buscar trabajo.

De hecho, esta semana el reporte del Libro Beige de la Reserva Federal destacó que las “contrataciones siguen siendo un desafío generalizado, en particular en los segmentos de salarios por hora o de bajos ingresos, lo que restringe el crecimiento del empleo en algunos casos”.

Un tercer informe económico el jueves, publicado esta vez por la FED, indicó que la producción industrial en Estados Unidos subió un 1.4% intermensual en marzo, una cifra peor de lo previsto por los economistas.

El dato de febrero se revisó a la baja, desde un descenso de 2.2% a una caída del 2.6% en la producción de las industrias.

MÁS NOTICIAS