2 (1).jpg
19 julio, 2021
Ventaneando

Pablo Montero no está dispuesto a “mantener” al novio de su ex.

“Yo amueblé la casa": El cantante mexicano confesó que puede quedarse con el comedor y otros muebles de la casa de Riviera Maya.
Las peleas de Pablo Montero y Carolina han llegado hasta los insultos.

Aunque el tema de la irregular convivencia con sus hijas, tiene a Pablo Montero exacerbado con su ex Carolina Van Wielink, en realidad lo que lo tiene furioso es la constante presencia del actual novio de ella en el departamento, para el que aportó buena parte del dinero.

Esto fue, de hecho, lo que lo llevó a irrumpir y a exigir la devolución de un comedor, pues asegura que él amuebló y decoró la propiedad ubicada en la Riviera Maya para el disfrute de sus hijas y de la propia Carolina, pero no de la pareja de esta.

En entrevista exclusiva con Ventaneando, el cantante relata cómo empezó la historia de este desencuentro ocurrido tras su divorcio.

Lo primero que se llevó a cabo fue la decisión de vender una propiedad que yo construí en San Ángel, que estaba a mi nombre. Estábamos casados por bienes separados, obviamente cuando te separas, les tienes que dar a tus hijos un inmueble donde vivir y le correspondía el valor total de ese inmueble a mis hijas. Se supone que debería de poner la propiedad de Riviera Maya a nombre de las niñas, pero decidió ponerlo a su nombre, no sé por qué o cuáles eran sus motivos
Después hablo yo con ella y le digo ‘ya vi un lugar muy bonito. Voy a poner un 80% yo del total de lo que cuesta la casa de San Ángel. Ella está insistiendo que compró esa casa, pero no compro esa casa. Ese depósito yo se lo hice de buena fe y quería un adelanto de 50 mil dólares que ella tuvo que pagar. Yo di de más, porque aparte de todo yo amueblé la casa

Pablo Montero también asegura que puede vaciar la casa de Rivera Maya porque él la pagó.

Yo si quiero puedo vaciar esa casa porque todo está a mi nombre. Hicimos un acuerdo de que podían entrar y salir visitas, pero dejar entrar a un hombre a una habitación, eso no estaba permitido dentro del convenio
Llegó un día y resulta que el tipo con el que está saliendo, pues Carito me dice ‘Oye papá, es que mi mamá está encerrada en el cuarto con este señor’. Me molesté mucho porque es una falta de respeto hacia mis hijas que son menores de edad. Se lo dije yo en su cara, que no volviera a pasar eso y que no anduviera sin camisa, yo tengo que mantenerlo y no me corresponde. Yo fui el que puso la demanda, ya no había orden en la relación y me molesto mucho

Sobre la demanda para quedarse con la custodia de sus hijas, comentó:

Hay mucha violencia infantil y alienación parental. En los videos que ustedes tienen, la niña le está suplicando. Eso es un daño físico y psicológico

Te puede interesar: Novio de Sharis Cid es vinculado a proceso por violencia familiar.

Pablo Montero se defiende y manda contundente mensaje Carolina Van Wielink

A través de nuestras cámaras, Pablo Montero se defiende de las acusaciones de su exmujer y madre de sus dos hijas Carolina Van Wielink, sobre que es un padre ausente y que no respete el régimen de visitas y convivencias, que el juez dictaminó y que indica que el cantante puede ver a las menores el primer y tercer fin de semana de cada mes.

En unos videos que aquí le presentamos, se aprecia como hace una semana, Carolina le prohibía a su hija mayor hablar con Pablo, argumentando que ese fin de semana, no le tocaba verlo y que tendría que esperar hasta el que acaba de transcurrir.

En atención a eso, este fin de semana Pablo se apersonó en la casa de sus hijas, pero se topó con que ellas ni Carolina estaban ahí.

Pablo confía en que Carolina acate los términos del régimen de convivencia con las menores o de lo contrario, buscará que el juez la sancione.

Tiene que recapacitar porque yo voy a llegar hasta las últimas consecuencias por la vía legal

Y niega que exista una orden de restricción en su contra que le prohíba acercarse a sus hijas, pero sí, una medida precautoria que lo obliga de comportarse de forma correcta y amigable en presencia de la madre y las menores.

Sus declaraciones resultan fuera de la realidad, pues aseverar que tiene una orden de restricción, en contra del cliente y de las niñas, solo refleja su nulo conocimiento jurídico

No obstante, ante lo dicho por Pablo, los encontronazos entre él y Carolina han llegado a tanto, que se han suscitado episodios como los que hasta ahora se conocen.

También te puede interesar: Carolina Van Wielink busca que Pablo Montero se encargue de sus hijas.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca UNO en Google News!
TV AZTECA | PROGRAMAS