ver fotos
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
  • Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.
    Rafael Amaya.

Rafael Amaya y su caída en las adicciones tras su personaje de narco que lo llevó al éxito de su carrera.

Rafael Amaya y su caída en las adicciones tras su personaje de narco que lo llevó al éxito de su carrera.
El actor desapareció de los reflectores para recuperarse.

Desde hace ya mucho tiempo corrieron rumores sobre qué podría estarle pasando al actor Rafael Amaya, pues su ausencia generó gran preocupación entre sus seguidores. Incuso, hubo quien aseguró que el actor había perdido la vida. Sin embargo, el protagonista de una reconocida serie de narcotráfico, reapareció y se obtuvo una respuesta a su desaparición.

El encargado de revelarnos que el histrión estaba bien fue el boxeador Julio Cesar Chávez, quien publicó una foto junto a Amaya y señaló que el actor de 43 años estuvo en una clínica de rehabilitación.

Este año, Rafael enfrentó una crisis en Acapulco, Guerrero, por lo que sus seres queridos lo ayudaron a salir de su adicción a las drogas.

Perdí mi paz interior, el amor que le tenía a mi familia, a mi trabajo. Poco a poco me fui sumergiendo en el fango oscuro del alcohol y las drogas, viviendo todos los excesos habidos y por haber”, dijo Rafael Amaya en entrevista para una famosa revista, en la que también habló de sus excesos y de cómo su familia y amigos lo ayudaron a salir de esa situación.

Estuve mucho tiempo solo, haciéndole mucho daño a mis seres queridos, a mis amigos, a mis compañeros y al público también”, agregó el actor.

Su hermana Fátima, el cantante Roberto Tapia y su mánager Karem Guedimin fueron los que apoyaron a Rafael durante esta difícil situación y decidieron ingresarlo a una de las clínicas de rehabilitación de Julio César Chávez.

“Soy un ser humano, no soy un robot. Me dejé llevar por el alcohol, las banalidades. Estaba cegado por el manto oscuro de la drogadicción”, apuntó Amaya.

El cantante Roberto Tapia, compadre de Amaya, reveló que Rafael se dejó influenciar por su personaje como “Aurelio Casillas” (un narcotraficante).

“Es una persona que nunca está pensando en hacerle un daño a nadie, lo que sí es que se perdió en el personaje y eso fue lo que terminó afectándole su carrera en ese momento”, dijo Tapia.

Tapia agregó que viajó de Culiacán a Acapulco para encontrar a su amigo, quien estaba: “En malas condiciones, pero deseando que alguien lo ayudara. Agarramos sus cosas y las subimos al carro y nos arrancamos de vuelta”.

Sobre la situación del actor, Julio César Chávez señaló que él lo recibió en la clínica y lo vio muy mal.

“No se lo quisimos decir, pero sí llegó un poco psicótico, todavía creyéndose “El señor de los cielos”. Pero pasaron los días y ahora meses y la evolución de Rafa ha sido increíble”, dijo el expugilista.

Rafael Amaya relató que está mejorando y siente que tiene una nueva oportunidad en la vida.

“Siento que renací. Tengo fe, tengo amor, esperanza, planes”, reveló Rafael.

La última publicación de Amaya en su cuenta oficial de Instagram fue precisamente un video de la serie que protagonizaba, pero este post data del 18 de abril del 2018.

A días de haber abandonado la clínica y estar con su familia, el actor no se ha aparecido en sus redes sociales y se espera que pronto lo haga.

07 diciembre, 2020
TV Azteca
Ventaneando
TV AZTECA | PROGRAMAS