Sonrisa
12 noviembre, 2018
LN Montse Garralda
Vive sin Drogas

Reprogramando nuestras respuestas

Hablarse a uno mismo de forma positiva, tiene efectos beneficiosos para el estado emocional y de salud.

Suele pasar que somos muy buenos dando consejos y hablando con la gente de manera amable y tranquila, pero alguna vez te has preguntado ¿cómo te hablas cuando comes algo fuera de lo que te permites?, ¿qué palabras utilizas cuando ya lo hiciste y te arrepientes? o ¿qué frases utilizas para hacerte ver que no estas cumpliendo con las cosas que te propusiste como realizar ejercicio?

 

Mujer1
Mujer1

En varias ocasiones cuando tienes el antojo y “pecas” comiendo algo que no te permites o no asistes a tu clase del gym porque te da flojera, solemos utilizar palabras muy duras como “eres un gordo”, “caíste de nuevo por tonta”, “no puedes cumplir lo que prometes” o frases compensatorias como “bueno, pero al rato vas a lavar el coche y se compensa”

Te invito a que analices cómo te hablas y que cambiemos las palabras. Como siempre he dicho aprender comer es un arte, el cual se tiene que enseñar de manera cariñosa y respetuosa de preferencia desde la infancia. Aquí la importancia de nuestras palabras y forma de actuar cuando tenemos hijos pequeños en casa. Los niños perciben mucho más de lo que nos escuchan.

 No existe un día específico “libre” para destramparse, lo que sí existen son las diferentes circunstancias a lo largo de nuestras vidas, pero sabiendo comer podrás vivir todos los días de manera saludable.

Para cambiar el chip de cómo te hablas te recomiendo estos cinco puntos:

 1. Analiza tus palabras cuando te sales de la “dieta” … ¿cómo las clasificarías: duras, groseras o permisivas?
2. Se consciente que la forma en que te hablas, y si hasta hoy no te ha funcionado tienes que cambiarlas, así que dite en fuerte “me quiero y me acepto como soy, con mis errores y defectos”” 3. Cuando hagas algo que no está en tu lista de permitidos háblate con amor y respeto, igual como si se lo dijeras a tu mejor amiga
4. No comas o dejes de comer por culpa ¡Disfruta el momento! Si hay algo que sabes que no es lo mejor para ti y vences la tentación ¡date un aplauso!
5. Aprende a comer para no pasarte y encontrar los alimentos que son buenos para ti.  
Asistir con un nutriólogo por lo menos una vez al año te puede ayudar a identificar que te hace bien y que no, y juntos poder realizar un delicioso menú. También te ayudará a tomar mejores decisiones. Recuerda siempre preguntarle todas tus dudas y se consciente que los resultados dependen en la mayor parte de tu constancia y esfuerzo en tu alimentación y actividad física, deja de culpar al profesional de la salud.
 
Recuerda aprender a comer para no hacer dieta el resto de tu vida Facebook: LN Montse Garralda  https://www.facebook.com/nutriologaMontseGarralda/?ref=aymt_homepage_panel
 
Instagram: nutriologamontsegarralda https://www.instagram.com/nutriologamontsega/?hl=es-la

Contacto
Campaña VSD, Tv Azteca
www.tvazteca.com/vive
FB: Vive Sin Drogas Oficial
Tw: Vive_Oficial
Ig: Vive_Oficial
Yt: Vive Sin Drogas Oficial