niño amarrado tijuana.jpg
02 julio, 2021
Daniel Andrade
Estados - Notas
Share

Amarran a paquito, niño de 9 años en Tijuana

Los vecinos que conocen a paquito relataron que el menor no recibía cuidados, pues lo veían por las madrugadas o noches en la calle.

Tijuana, BC.- Paquito, un niño de 9 años de Tijuana, Baja California era amarrado de las manos cuando su papá salía de casa.

En la vivienda ubicada sobre la calle Liliana de la colonia divina providencia fue localizado el niño, solo y amarrado de las manos, situación que provocó la indignación de sus vecinos.

Al momento de abrir la puerta del domicilio le preguntaron al menor quién lo había dejado así, el niño respondió que su padre.

-¿Quién te amarró?
- Mi papá
- ¿Por qué?, sal de ahí… Sal. Vente paquito, ciérrale.

Ante el asombro, vecinos intentaron desamarrar al menor, pero él no quiso y realizó una amenaza si es que marcaban a la policía.

-¿Dime cómo te llamas, nada más?

- No le marque a la policía porque yo le voy a volar la cabeza -amenazó el niño.

Paquito no recibía cuidados

Quienes conocen a paquito relataron que el menor no recibía cuidados, pues lo veían por las madrugadas o noches en la calle.

“Nueve años y todo el tiempo anda en la calle, pero te estoy hablando de toda la noche, regresa en la mañana solito, lo golpea el papá, es muy ingobernable el niño también, Paco yo que sepa lo trae para todos lados él, pero se le escapa, pero sí es muy golpeado ese niño y siempre está en la calle,” expresó una vecina.

En toda la colonia, todos los días, a todas horas, por las noches, en las madrugadas, el niño se la pasaba en la calle todo el tiempo y pues ahora sí que era conocido por toda la colonia y pues su papá nunca estaba al pendiente de él,” confirmó otra vecina que pidió el anonimato.

Los residentes de esta colonia manifestaron que el papá, identificado como Francisco Javier, no tiene un trabajo fijo.

Ambiente de violencia

Y es que de acuerdo con vecinos de paquito, el niño vivía muchísima violencia en su casa, esto debido a que su padre recurrentemente consumía alcohol y también drogas.

“Que lo regañara sí, siempre, gritos y groserías y que lo trataba mal, siempre nos tocó escuchar”, aseguró una vecina.

Debido a este caso, la Secretaría de seguridad informó a través de un comunicado que acudieron a la casa del menor y lo trasladaron al DIF estatal.

Mientras tanto, el padre del niño se comportó violento con los policías y tuvo que ser remitido ante un juez, quien determinó ingresarlo a la estancia municipal de infractores.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS