nicaragua elecciones
Reuters
08 noviembre 2021
Julián Molina Rivera
Internacional - Notas
Compartir

En Nicaragua, Daniel Ortega avanza en las elecciones con 74% de votos

Este domingo se realizaron elecciones generales en Nicaragua en las que Daniel Ortega suma su tercera reelección y un quinto mandato.

El consejo supremo electoral de Nicaragua anunció que con casi el 50 por ciento de las mesas escrutadas, el partido del actual presidente Daniel Ortega, el Frente Sandinista de Liberación Nacional, obtuvo un 75 por ciento de apoyo a nivel nacional en las elecciones de este domingo.

En segundo lugar está el Partido Liberal constitucionalista que obtuvo un 14 por ciento de las preferencias.

Otros partidos suman menos del 4 por ciento.

El Consejo Supremo Electoral de Nicaragua tiene hasta el 15 de noviembre para entregar informes preliminares.

Los resultados oficiales de las elecciones tardaran en llegar a pesar del abstencionismo porque el conteo en todo el país se realiza de manera manual.

Cuando abrieron las urnas el domingo por la mañana y los nicaragüenses comenzaron a emitir sus votos, algunos centros de votación presentaron filas. Pero a medida que avanzaba el día, muchos centros estaban prácticamente vacíos. Las calles de la capital, Managua, también estaban apacibles, con pocos indicios de que unos comicios importantes se estuvieran llevando a cabo.

Esta campaña estuvo marcada por la detención de los principales líderes de oposición, al menos siete, con posibilidad de ganar a Daniel Ortega que suma ya su tercera reelección y un quinto mandato.

El próximo año sumará 15 años en el poder y con este virtual triunfo llegará a 20 años consecutivos al frente de Nicaragua .

Detuvo a los aspirantes que planeaban postularse contra él, cerró los partidos de la oposición, prohibió los grandes eventos de campaña y clausuró centros de votación. Incluso encarceló a algunos de los viejos sandinistas que lucharon con él para deponer al dictador Anastasio Somoza.

“No son elecciones, una farsa es lo que va a haber”, dijo Berta Valle, la esposa de uno de los líderes de la oposición que está en prisión. “Aquí nadie va a elegir. Es que el único candidato es Daniel Ortega”.

La comisión encargada de monitorear las elecciones fue confiada a personas leales a Ortega y no se organizaron debates públicos entre los cinco candidatos que quedaban en la contienda, todos los cuales son miembros poco conocidos de partidos alineados con su gobierno sandinista.

“Este es un punto de inflexión hacia el autoritarismo en la región”, dijo José Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch, quien describió la represión de Ortega como “una película de terror en cámara lenta”.

Más de 80,000 nicaragüenses viven como refugiados en la vecina Costa Rica y miles han sido interceptados al cruzar la frontera suroeste de Estados Unidos este año, ya que miles de personas huyeron del país después de que Ortega comenzó a reprimir a la oposición.

La noche anterior, al menos cuatro personas de organizaciones de la oposición fueron arrestadas y sus casas allanadas por la policía.

En Nicaragua había 159 “presos políticos” hasta fines de octubre, según el Mecanismo para el Reconocimiento de Personas Presas Políticas, cuyos datos avala la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La mayoría de ellos fueron arrestados durante la represión de las protestas antigubernamentales de 2018, que dejó al menos 328 muertos.

Pero otros ya habían sido encarcelados antes de aquellas manifestaciones.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS