cola-humana-bebé-brasil.jpg
ScienceDirect
05 noviembre 2021
Azteca Noticias
Internacional - Notas
Compartir

Médicos extirpan una cola humana a un bebé en Brasil

El bebé nació de forma prematura con una cola humana, en la que no había hueso ni cartílago; fue extirpada con éxito en un hospital de Brasil.

Un bebé recién sorprendió a los médicos de Brasil ya que nació con una cola humana que tenía en la punta una bola de cuatro centímetros de diámetro, mismas que ya fueron extirpadas.

El caso fue expuesto por una revista científica, donde se precisó que el niño nació de manera prematura, a las 35 semanas de gestación, con “un apéndice fibroelástico redondeado de cuatro centímetros en su diámetro mayor, sostenido por un cordón fibroso de 12 centímetros”.

La madre del bebé confirmó que durante el embarazo no bebió alcohol ni consumió drogas; sin embargo, mantuvo el hábito de fumar alrededor de 10 cigarros al día. Los médicos no indicaron que estuvo tuviera relación con la cola humana del menor.

Tras el nacimiento, los médicos examinaron el apéndice fibroelástico y determinaron que no estaba formado de cartílago y hueso, por lo que fue clasificado como “una verdadera cola humana”.

Cola humana del bebé brasileño sin relación con malformaciones

Los especialistas tampoco encontraron afectaciones en el menor por la presencia de esta cola humana y decidieron extirpar el “apéndice cutáneo”, procedimiento que se realizó con éxito en el Hospital Infantil Albert Sabin, de la ciudad de Fortaleza, Brasil.

Este bebé de Brasil, según los médicos, tenía una “estructura cubierta por piel con inserciones, mostrando un eje con tejido adiposo, muscular, con grandes ramas vasculares y ausencia de tejido óseo o cartilaginoso”.

cola humana
ScienceDirect

Los bebés desarrollan una cola embrionaria en el útero , entre la cuarta y sexta semana de gestación; sin embargo, se reabsorbe nuevamente en el cuerpo durante la octava semana, algo que no ocurrió con este niño cuyo nombre no fue revelado.

Las colas humanas son anomalías congénitas raras y describen protuberancias ubicadas alrededor de la línea media de la parte baja de la espalda, que representan un rasgo embrionario.

De acuerdo con la revista científica, los casos de cola humana se han reportado desde finales del siglo XIX, generalmente son pequeñas y se localizan alrededor de la línea media a baja de la espalda.

La aparición de una cola humana se asocia frecuentemente a lipomas (tumores grasos debajo de la piel), médula espinal anclada y otras malformaciones congénitas, aunque el bebé de Brasil no presentó ninguna anomalía asociada al “ apéndice cutáneo”.

El tratamiento de las colas humanas consiste en extirparlas, antes de la intervención quirúrgica se deben realizar exámenes clínicos y una resonancia magnética, para evitar que aparezcan secuelas neurológicas.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS