ahorrar-sueldo.jpg
Reuters
04 agosto 2021 10:08hrs
Azteca Noticias
Finanzas - Notas
Compartir

¿Cómo dividir el sueldo mensual para aumentar el ahorro?

El hábito del ahorro es sencillo, solo basta con tener claro cómo dividir el sueldo mensual sin dejar de cubrir necesidades básicas y esparcimiento.

Una forma sencilla de crear el hábito del ahorro consiste en dividir el sueldo, es muy sencillo saber cómo hacerlo, aplicando la regla del 50-30-20, que permite un buen manejo de las finanzas personales.

El propósito de ahorrar ya no tiene que considerarse una misión imposible, con esta regla es posible utilizar de forma inteligente el salario mensual, ya que alcanza para los gastos básicos, como alimentación y otros gustos, por ejemplo, visitas al cine.

Te puede interesar: Cazadores de ofertas online, ¿cumples con las características?

En primer lugar, el 50% del salario se tiene que destinar a los gastos básicos, como despensa, transporte, renta, la colegiatura de los hijos, el pago de una hipoteca y los servicios mensuales (luz, internet y gas).

El 30% va para los gastos personales o de estilo de vida, como la adquisición de ropa y calzado, las visitas al cine, a restaurantes y museos, todo ese tipo de actividades que sirven para el esparcimiento de la familia.

Mientras que el 20% restante del sueldo se tiene que ir exclusivamente al ahorro, este porcentaje de los ingresos sirve para crear un fondo de emergencia o para algún objetivo financiero, como adquirir un automóvil.

¿Cómo se puede dividir el sueldo para cubrir otros intereses?

La regla del 50-30-20 no es la única forma en que se puede dividir el salario, ya que dependerá también de los gastos que cada persona tiene, pues en algunos casos será difícil destinar el dinero a partir de esos porcentajes.

Harv Eker, autor del libro “Los secretos de la mente millonaria. Cómo dominar el juego interior de la riqueza”, explica cómo se puede dividir el sueldo en seis partes, entre las que hay un rubro especial para el ahorro.

ahorro
Reuters

En este caso, un 55% del salario se destina a necesidades básicas, es decir, alimentación, renta, pago de servicios y de impuestos, los cuales son rubros que no se pueden dejar de pagar y se llevan la mayor parte de los ingresos mensuales de una persona.

Un 10% del sueldo es para gastos a largo plazo, por ejemplo, reparaciones o remodelación de la vivienda o ahorro para salir de vacaciones.

Otro 10% tiene que destinarse al desarrollo personal, lo que incluye cursos, capacitaciones y compra de libros, en general todo lo que ayude a la formación profesional.

Un 10% más se debe utilizar para el ahorro, esa parte del sueldo no se podrá gastar, a menos que se trate de una emergencia.

Además, Harv Eker recomienda destinar otro 10% a la inversión, con esto el dinero se pone a trabajar, por eso debe ser un monto que no se vaya a utilizar en el corto plazo, mientras comienzan a llegar las ganancias.

Finalmente, un 5% será para donativos, no importa el tipo de institución, lo importante es destinar ese dinero a una causa benéfica.

Te puede interesar: Centennials: generación 100% digital que quiere cambiar al mundo

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS