industria
21 julio 2020 11:07hrs
Finanzas - Notas
Compartir

Medidas de aislamiento afectan alrededor del 81 por ciento de la fuerza laboral mundial

Prevén que la caída más pronunciada se dé en industrias con mayor complejidad en las cadenas de valor, como la electrónica y automotriz.

11 de abril.- La Organización Mundial del Comercio (OMC) estimó el impacto de la pandemia de COVID-19, en una disminución de entre 13 y 32 por ciento del comercio mundial para 2020, afirmó Miguel Angel Saldaña Blanco, economista de Scotiabank.

En tanto, agregó, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) calculó que las medidas de contención alrededor del mundo afectan a alrededor del 81 por ciento de la fuerza laboral mundial.

Además, la OIT prevé que la crisis por COVID-19 elimine 6.7 por ciento del total de horas trabajadas en el mundo, lo que equivale a 195 millones de trabajadores a tiempo completo durante el segundo trimestre de 2019.

Añadió que la OMC espera para 2021 una recuperación, cuya magnitud dependerá de la duración del brote y las respuestas de política, con un aumento de 21 por ciento en un escenario optimista y 24 por ciento en un escenario negativo, esto último, por un mayor efecto rebote con respecto a 2020.

Por sectores, prevé que la caída más pronunciada se dé en industrias con mayor complejidad en las cadenas de valor, como la electrónica y automotriz.

“Sin embargo, el sector con una afectación más directa resulta ser el de servicios, debido a las restricciones de viajes y transporte”, indicó en un reporte.

“A pesar de estas estimaciones, la OMC reconoce que las repercusiones todavía no son visibles en la mayoría de los datos comerciales, por lo que apenas son algunos datos oportunos los que han dado indicios del comportamiento del comercio durante la crisis, aunque dichos indicios pueden cambiar conforme se desarrollen los eventos y tengan efecto las respuestas de política”, detalló.

El especialista comentó que para contrarrestar los efectos sobre el empleo ocasionados por la pandemia, la OIT recomienda adoptar políticas integradas y a gran escala, para apoyar a las empresas, al empleo y los ingresos laborales.

Asimismo, estimular la economía y los empleos; asegurar condiciones adecuadas en los lugares de trabajo, y utilizar el dialogo social entre gobiernos, trabajadores y empleadores, a fin de encontrar soluciones.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS