delfines-islas-feroe.jpg
Twitter @GJGamble
15 septiembre 2021 10:09hrs
Azteca Noticias
Internacional - Notas
Compartir

“Grindadrap”, tradición que acaba con miles de delfines en Islas Feroe

Mil 428 delfines murieron en las Islas Feroe, durante la caza “Grindadrap”, señalada por autoridades como una práctica legal.

Más de mil 400 delfines atlánticos fueron víctimas de una matanza en las Islas Feroe, Dinamarca, como parte de una caza tradicional que se ha practicado desde hace siglos, llamada “Grindadrap”.

La matanza de los cetáceos, de la especie Leucopleurus acutus, ocurrió la noche del 12 de septiembre, en la playa de Skpalabotnur, de las Islas Feroe, donde los cazadores colocaron los cadáveres.

Te puede interesar: VIDEO: Orca intenta escapar tras 40 años en cautiverio en Canadá

Según la organización internacional Sea Shepherd, un total de mil 428 delfines cara blanca fueron acorralados como parte de esta caza tradicional, que generalmente se realiza con ballenas piloto de aleta larga.

Aunque diversas organizaciones de conservación animal han tratado de que el “Grindadrap” se termine, los habitantes de las Islas Feroe defienden la práctica, aseguran que es una fuente de alimento sostenible, debido a las altas poblaciones de ballenas piloto.

Autoridades locales afirman que la matanza de delfines es legal

En un comunicado, Sea Shepherd detalló que como parte de la tradición del “Grindadrap”, la carne de las ballenas y los delfines se comparte con los participantes y con los lugareños.

Sin embargo, hay más carne de delfín de esta caza de la que nadie quisiera tomar. Por lo que los delfines se están ofreciendo a otros distritos con la esperanza de no tener que tirarlos.

De acuerdo con esta organización de conservación marina, la carne de los delfines ya no era popular para el consumo humano; no obstante, más de mil 400 especies murieron en esta matanza.

Rob Read, director de operaciones de Sea Shepherd Reino Unido aseguró que es indignante que en 2021 se realice una cacería de este tipo “sin la necesidad o uso de una cantidad tan grande de carne contaminada”.

delfines
Sea Shepherd

Por su parte, Bjorg Jacobsen, miembro de la policía de las Islas Feroe, dijo a medios internacionales que la caza de los cetáceos fue legal y prefirió no dar más detalles.

En tanto, un portavoz del gobierno de Tórshavn, un municipio de las islas, aseguró que la caza de cetáceos “es un espectáculo dramático para aquellos poco acostumbrados a matar mamíferos”, pero indicó que las cacerías están bien organizadas y reguladas.

La caza de los delfines durante el “Grindadrap” se realizó después de que algunos habitantes hicieran lo mismo con 615 ballenas piloto de aleta larga, lo que eleva el total de cetáceos muertos a dos mil 043 ejemplares, solo en lo que va de este año.

Esta tradición ancestral consiste en acorralar a los delfines y a las ballenas, utilizando barcos en alguna bahía, donde quedan al alcance de los pescadores que permanecen en tierra y los matan con cuchillos.

Te puede interesar: Descornan rinocerontes en Sudáfrica para alejar cazadores furtivos

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS