Noticias
Kenia lanza primer banco de leche materna para ayudar a recién nacidos
Njeri Mwangi/REUTERS
22 octubre, 2019
Reuters
Internacional

Compartir

Kenia lanza primer banco de leche materna para ayudar a recién nacidos

La mortalidad materna en Kenia es de 3 mil 795 muertes por cada 100 mil nacidos vivos.

Cinco mujeres esperan sentadas en una habitación azul del mayor hospital de maternidad de Kenia para extraerse leche materna, pero no para sus bebés.

  En el primer banco de leche materna de Kenia, estas mujeres desean ayudar a recién nacidos cuyas madres no pueden alimentarlo donando una parte de su propia leche.

La leche materna ayuda a los bebés prematuros y enfermos a recuperarse más rápido. Aunque los recién nacidos se benefician más con la leche de sus propias madres, la leche de donantes - cuando es extraída en condiciones adecuadas y luego pasteurizada - es una buena alternativa, de acuerdo con la Academia Estadounidense de Pediatría.

Hace seis meses, el Ministerio de Salud y el Centro de Investigación de Salud y Población de África creó el primer banco de leche materna de Kenia en el Hospital de Maternidad Pumwani de Nairobi.

Kenia lanza primer banco de leche materna para ayudar a recién nacidos
Njeri Mwangi/REUTERS
Un trabajador de salud revisa la leche humana después de que un donante la dispensó en el Hospital de Maternidad Pumwani en Nairobi. 17 de octubre 2019. REUTERS/Njeri Mwangi

El proyecto es una iniciativa piloto para instalar bancos similares en otras partes del país, dijo Elizabeth Kimani-Murage, del centro de investigación.

Hasta ahora, 75 bebés han recibido leche materna rica en nutrientes de unas 400 donantes. Sus madres estaban ausentes, enfermas o sin posibilidad de lactar, o presentaban problemas de abuso de drogas, dijo Faith Njeru, enfermera jefa de la unidad.

Primero, Njeru y su equipo tuvieron que hacer que las personas se sintieran cómodas con la idea de donar leche. Hay bancos de leche materna en Sudáfrica, Mozambique y Cabo Verde, pero muchos kenianos no habían oído hablar de la idea.

Evelyn Wawira pensó que la idea era extraña cuando se enteró durante el embarazo de su segundo hijo.

“Aquí, no se sabe de amamantar al bebé de otra persona”, dijo. “Uno tiene sus reservas, (uno de pregunta) ¿es seguro? ¿Es posible?”.

Pero entonces Wawira se dio cuenta de que podía ayudar a salvar una vida extrayéndose la leche para el banco mientras alimentaba a su hijo recién nacido.

"¡Son solo bebés!” dijo sobre el zumbido de los extractores de leche eléctricos de la unidad. “No es su culpa que no tengan leche ... Mientras el bebé pueda tenerla y le salve la vida, ¿por qué no?”, comentó.

Mujeres como Sarah Wanjiku están agradecidas. Su bebé Rose nació prematuramente, como casi 200.000 bebés kenianos cada año, según Save the Children. Sarah no pudo producir leche, por lo que recurrió a las donaciones después de enterarse de los posibles beneficios para la salud.

Ahora el equipo espera que puedan ayudar a más bebés de Kenia.

MÁS NOTICIAS