bolivia protestas
DAVID MERCADO/REUTERS
18 noviembre, 2019
Reuters
Internacional - Notas
Compartir

Policía boliviana dispara gases lacrimógenos contra partidarios de Morales; desafían a Gobierno interino

Los disturbios mortales han empeorado en el país andino

18 de noviembre.- Las fuerzas de seguridad bolivianas lanzaron gases lacrimógenos contra centenares de cocaleros que marcharon el lunes para exigir la renuncia de la presidenta interina Jeanine Añez, quien se vio obligada a suspender un viaje a su provincia natal debido a una amenaza en su vida.

  Desde que el expresidente Evo Morales renunció en medio de una creciente evidencia de manipulación de votos hace una semana, los disturbios mortales han empeorado en el país andino a medida que los intentos de diálogo entre sus leales y el Gobierno interino han fracasado, y ambas partes se han acusado de fomentar la violencia.

Añez, de 52 años y antigua dura opositora, asumió la presidencia invocando la línea constitucional de sucesión después de que Morales y su vicepresidente renunciaron por “sugerencia” de los militares, tomando refugio durante la semana pasada en México, país que les otorgó asilo.

Pero Añez se ha enfrentado a una ola de protestas lideradas por simpatizantes de Morales y por bolivianos que temen perder las ganancias logradas para la mayoría durante sus 14 años en el cargo.

En las tierras altas de cultivo de coca de Bolivia, la policía disparó gases lacrimógenos contra los partidarios de Morales para evitar que ingresaran a la ciudad de Cochabamba para exigirle que volviera a terminar su mandato, que debía finalizar en enero.

Algunos protestantes cocaleros arrojaron piedras a las fuerzas de seguridad y al menos diez manifestantes fueron arrestados, dijo un testigo de Reuters.

La región de Cochabamba, que durante mucho tiempo fue un bastión de apoyo para Morales, fue sacudida la semana pasada por lo que los observadores de derechos humanos describieron como un uso desproporcionado de la fuerza en la ciudad de Sacaba después de que las fuerzas de seguridad dispararon mientras los cocaleros marchaban contra el Gobierno de Añez.

“Lo que sucedió en Sacaba no fueron enfrentamientos, fue una intervención militar”, dijo la defensora del pueblo, Nadia Cruz, en Twitter, pidiendo un diálogo para aliviar los disturbios.

El Gobierno de Añez ha dicho que algunas de las protestas en Sacaba estaban armadas y que agentes de policía también habían resultado heridos.

Desde que Morales renunció, 20 personas han sido asesinadas, según la oficina del defensor del pueblo, que supervisa los conflictos en el país de 11 millones de personas.

MÁS NOTICIAS