Iran pacto nuclear
LISI NIESNER/REUTERS
29 noviembre 2021
Reuters
Internacional - Notas
Compartir

Se mantiene firme Irán para revivir pacto nuclear

Este lunes iniciaron las conversaciones entre Irán y las potencias mundiales para tratar de salvar el pacto nuclear de 2015.

Irán y las potencias mundiales reanudaron el lunes las conversaciones tras un paréntesis de cinco meses para tratar de salvar su acuerdo nuclear de 2015, pero Teherán mantenía su postura inflexible, por lo que las esperanzas de un avance parecían escasas.

SE ACABA EL TIEMPO

Los diplomáticos dicen que se está agotando el tiempo para resucitar el pacto, que fue abandonado en 2018 por el expresidente de Estados Unidos Donald Trump, irritando a Irán y consternando a las otras potencias involucradas: Reino Unido, China, Francia, Alemania y Rusia.

Se realizaron seis rondas de conversaciones indirectas entre abril y junio. La nueva ronda comenzó después de una pausa provocada por la elección del clérigo de línea dura Ebrahim Raisi en junio como presidente de Irán.

Las conversaciones son en realidad negociaciones indirectas entre Teherán y Washington, ya que la república islámica se niega a reunirse cara a cara con los enviados estadounidenses.

DEMANDAS DE IRÁN

El nuevo equipo negociador de Teherán ha establecido demandas que los diplomáticos estadounidenses y europeos consideran poco realistas.

Las demandas de Irán incluyen el retiro de todas las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea impuestas desde 2017, incluidas aquellas no relacionadas con el programa nuclear de Irán.

“Estados Unidos sigue sin entender bien el hecho de que no hay forma de volver al acuerdo sin un levantamiento verificable y efectivo de todas las sanciones”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Hossein Amirabdollahian, en un comunicado poco después de que se reanudaran las conversaciones.

“El regreso de Estados Unidos al acuerdo nuclear no tendría sentido si no se ofrecen garantías para evitar que se repita la amarga experiencia del pasado”, señaló. “Esta oportunidad no es una ventana que pueda permanecer abierta para siempre”.

De forma paralela, los conflictos de Teherán con el organismo de control atómico de la ONU, que supervisa el programa nuclear, se han agravado.

Irán ha seguido adelante con su programa de enriquecimiento de uranio y el OIEA dice que sus inspectores han sido tratados con dureza y se les ha negado el acceso para reinstalar cámaras de monitoreo en un sitio que considera esencial para revivir el acuerdo.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS