llamada-avion-11-s
Twitter @SecretService
11 septiembre 2021 17:09hrs
Azteca Noticias
Internacional - Notas
Share

Llamada de una azafata alertó sobre el avión secuestrado el 11-S

La azafata Betty Ong realizó la llamada que alertó a las autoridades sobre el primer avión secuestrado que se impactó con el WTC el 11-S.

A 20 años de los atentados del 11 de septiembre de 2001 (11-S), se ha viralizado la llamada que realizó una azafata del primer avión secuestrado por el grupo extremista Al Qaeda.

Betty Ong, quien perdió la vida en los ataques, será recordada como la valiente mujer que dio el primer aviso a las autoridades estadounidenses sobre el secuestro de la nave en la que viajaba.

Ong era originaria de California, con ascendencia china, tenía más de 10 años de experiencia trabajando para aerolíneas de turismo. Y el 11 de septiembre de 2001 formaba parte de la tripulación del vuelo de American Airlines AA 11, entre Boston y Los Ángeles, que fue secuestrado el 11-S.

Te puede interesar: VIDEO: Impactantes momentos del 11 de septiembre en las Torres Gemelas

Alrededor de las 8:20 de la mañana del fatídico día, Ong se contactó con la jefa de operaciones de American Airlines, Nydia González, para dar el primer aviso sobre el avión secuestrado en el que viajaba ella, la tripulación, 76 pasajeros y los cinco secuestradores.

Así fue la llamada desde el avión secuestrado el 11-S

“La cabina no responde. Alguien fue apuñalado en clase ejecutiva y creo que han echado un gas porque no podemos respirar. No lo sé. Me parece que nos están secuestrando”, indicó la azafata en la llamada la mañana de ese 11 de septiembre.

La llamada sobre el primer avión secuestrado el 11-S

Tan solo siete minutos antes, la torre de control había tenido el último contacto con el piloto de la aeronave, quien ya habían notado que algo estaba mal.

Para cuando Ong se comunicó, la torre de control se dio cuenta que el avión secuestrado estaba drásticamente fuera de curso, pero no lograban entender qué pasaba.

Después de cuatro minutos de hablar con la azafata, la aeronave giró 100 grados hacia el sur, confirmando lo que temían, el avión había sido secuestrado y se dirigía a Nueva York.

Aunque en tierra no sabían qué hacer ante lo que estaba sucediendo, pues en repetidas ocasiones le preguntaron a la azafata datos como dónde estaba, cuál era el número de vuelo o en qué asientos se encontraban los secuestradores, Ong respondió con tranquilidad y aplomo todo lo que estaba sucediendo en el vuelo.

“Creo que los hombres están ahí arriba (en la cabina). Es posible que se hayan colado hasta allí. Nadie puede llamar a la cabina. Ni siquiera podemos entrar”, relató la sobrecargo.

En un momento de la llamada, Betty Ong pidió desesperadamente un médico, indicando que hubo un ataque dentro de la cabina de mando.

“No. Alguien está llamando a un médico y no podemos conseguir un médico”, dijo la azafata. Ese fue el último mensaje de Ong.

La llamada formó parte de la investigación sobre los ataques del 11-S, y aunque en un principio parecía inexacta la información, a través de la conversación, las autoridades pudieron analizar paso a paso lo que sucedió en el avión secuestrado antes de estrellarse con la torre norte.

Te puede interesar: Continúan ceremonias por 20 aniversario de los atentados del 09/11

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS