migrantes-tijuana-haitianos
Reuters
30 septiembre 2021
Azteca Noticias
Internacional - Notas
Compartir

Migrantes haitianos viajan a Tijuana con la esperanza de entrar a EU

Algunos migrantes esperan que las autoridades de Estados Unidos les den asilo político, tienen más de cinco años instalados en Tijuana.

Alexandre Guerby, al igual que otros migrantes haitianos, viajó a la ciudad fronteriza de Tijuana con la esperanza de cruzar a Estados Unidos, esperando que las cosas se calmen después de la ola de deportaciones realizadas en el campamento en Del Río, Texas.

Guerby relató a la agencia Reuters que gastó miles de dólares para llegar a Tijuana y conseguir ayuda de otros paisanos que se instalaron en la frontera hace cinco años. El contacto con ellos suavizó el camino hacia el norte, aseguró.

Te puede interesar: Retiran a migrantes haitianos de la Central de Autobuses en Tampico

“Gracias a Dios, llegamos”, expresó el joven de 26 años que arribó recientemente a la ciudad fronteriza con su esposa después de viajar durante un mes desde Chile, donde la pareja estuvo viviendo y tuvo una hija.

“Ahora me siento mucho más seguro”, añadió, resaltando la ayuda de otros haitianos para llegar a Tijuana, donde se instaló en un campamento para migrantes, con la esperanza de pronto cruzar a San Diego.

Guerby aseguró que primero planea trabajar en México para recuperar los ahorros que gastó durante el viaje para “cumplir el sueño americano”.

Su viaje sigue los pasos de sus predecesores que huyeron por primera vez de un gran terremoto en 2010 en Haití y de la pobreza crónica en América del Sur. Luego, muchos se mudaron al norte rumbo a Estados Unidos en 2016 a medida que la economía se deterioró; sin embargo no todos cruzaron y prefirieron quedarse en México.

Así como Guerby, miles de haitianos se instalaron en varias partes de Tijuana, algunos trabajan en restaurantes y fábricas, mientras que otros tienen negocios que van desde tiendas de teléfonos celulares hasta lavado de autos, jardinería, plomería y decoración de interiores.

“Hemos llegado a tener hasta 300 haitianos”, afirmó Juan Torres, encargado de recursos humanos de Prime Wheel, una empresa dedicada a la producción de rines para las principales marcas automotrices.

Diverson Pierre, un pintor industrial que trabaja en la planta de rines donde actualmente laboran cerca de 60 de sus compatriotas, dijo que llegó a Tijuana en 2017 con la intención de ir a Estados Unidos.

“Pero al ver que la gente tiene muy buen trato con nosotros decidí quedarme aquí", aseguró. “Mi objetivo era conseguir trabajo y aquí lo conseguí".

Migrantes haitianos temen ser deportados

La semana pasada, México colaboró con Estados Unidos para despejar un campamento improvisado de varios miles de haitianos que se instaló en Ciudad Acuña y Del Río.

Temerosos de ser enviados de regreso al sur de México, los haitianos relataron que viajan en pequeños grupos para evitar ser detectados. Incluso se ven obligados a viajar en automóviles o taxis para poder esquivar a las autoridades y evitando las carreteras principales, lo que les produce fuerte golpe para su economía.

“Todo en el camino fue mucho más caro porque no teníamos papeles”, afirmó Astride Petit, un haitiano de 25 años.

Los migrantes a veces tenían que pagar hasta 500 pesos (25 dólares) por tramos que normalmente costaba entre 80 y 100 pesos, señaló Petit. Aun así, el costo adicional hizo que los viajes fueran más seguros, concluyó.

Te puede interesar: EUA reabre paso fronterizo en Del Río, Texas tras crisis de migrantes

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS