louis vuitton.jpg
26 febrero, 2021
Azteca Noticias
Internacional - Notas
Share

Mujer compra ropa de lujo con dinero de ayuda por Covid-19

En Estados Unidos, una mujer fue acusada de utilizar un préstamo de ayuda por Covid-19 para comprar ropa de costosas marcas; corte federal la acusa de fraude.

En Estados Unidos, una joven de 24 años utilizó un préstamo de ayuda por Covid-19 para comprar ropa y diamantes en varias tiendas de lujo, entre ellas, Louis Vuitton y Neiman Marcus.

A causa de la pandemia, el gobierno de Estados Unidos otorgó a sus ciudadanos el Préstamo de desastre por daños económicos (EIDL, por sus siglas en inglés), que la mujer solicitó porque presuntamente su negocio había quebrado debido al avance del virus.

Aunque este tipo de ayudas podrían utilizarse para solventar gastos esenciales luego de las afectaciones económicas que ha dejado la pandemia, esta mujer originaria de Carolina del Norte decidió gastar los 150 mil dólares del préstamo en lujosas tiendas departamentales.

Ropa, accesorios y diamantes fue parte de lo que Jasmine Johnnae Clifton compró en Louis Vuitton, Neiman Marcus, Nordstrom, IKEA y otras tiendas.

Te puede interesar: Siria: Bombardeo de Estados Unidos tendrá “consecuencias”

Luego de su aventura por las tiendas, la joven compareció en la Fiscalía Federal del Distrito Oeste de Carolina del Norte, acusada de cometer fraude al ocupar un préstamo de apoyo para empresas afectadas por la pandemia para comprar objetos personales.

LA ACUSADA PODRÍA PASAR HASTA 60 AÑOS EN PRISIÓN

Presuntamente, para obtener estos fondos de ayuda la joven utilizó un negocio ya disuelto, detalló la Fiscalía.

En febrero de 2019, Clifton abrió un negocio enfocado en la venta de ropa en línea, al que llamó Jazzy Jas LLC; sin embargo, no se mantuvo abierto por mucho tiempo, en septiembre de ese mismo año se disolvió.

La acusada utilizó esta empresa para solicitar el préstamo el 24 de julio de 2020, cuando el negocio ya estaba formalmente disuelto.


En la solicitud para obtener los fondos, Clifton indicó que su empresa había generado alrededor de 350,000 dólares en un periodo de 12 meses antes de que comenzara la pandemia.

La joven había dicho que el préstamo lo usaría como capital de trabajo para mitigar el daño económico que la pandemia dejó en su empresa; una vez aprobado, se le depositaron 150 mil dólares el 8 de agosto de 2020.

Actualmente la joven enfrenta dos cargos, uno por fraude electrónico en relación con un beneficio por desastre y otro en relación con beneficios de emergencia, de encontrarse culpable, podría recibir 30 años de prisión por cada uno.

Te puede interesar: Biden celebra aplicación de 50 millones de dosis contra COVID-19

MÁS NOTICIAS