ninos trabajando papa francisco
Reuters
12 enero 2022
Julián Molina Rivera
Internacional - Notas
Compartir

Los niños deberían estar jugando y no trabajando: Papa Francisco

El Papa Francisco instó a gobiernos a combatir el trabajo infantil, afirmó que es terrible que niños que deberían estar jugando estén, trabajando como adultos.

Durante su audiencia general semanal en el Vaticano, el Papa Francisco también lamentó que en muchos países las personas están siendo explotadas en la economía clandestina no oficial, trabajando sin beneficios ni protección legal o los niños hurgando en los basureros en busca de algo para vender.

“Pensemos en las víctimas del trabajo, en los niños que son obligados a trabajar. Esto es terrible”, dijo.

Niños obligados a trabajar

Niños que están en una edad en la que deberían estar jugando son obligados a trabajar como adultos. Pensemos en esos niños, pobrecitos, que hurgan en los basureros buscando algo útil para comerciar o vender”, dijo el Sumo Pontífice en comentarios en su mayoría improvisados.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) dijo en un informe el año pasado que la cantidad de niños que stán trabajando aumentó a unos 160 millones en todo el mundo en 2020.

Informe de la UNICEF

El informe de la OIT, realizado con la agencia de la ONU para la infancia UNICEF, dijo que el progreso para acabar con el trabajo infantil se había estancado por primera vez en 20 años al comienzo de la pandemia de COVID-19, revirtiendo una tendencia anterior a la baja.

Muchas personas viven el drama de no tener un trabajo que les permita vivir serenamente, también a causa de la pandemia. A menudo esto les lleva hasta el punto de perder toda esperanza y deseo de vida.

La falta de trabajo es una injusticia social

Según afirmó, la falta de trabajo es una “injusticia social” y que, si bien la caridad y las limosnas para los desempleados son importantes, llenan el estómago pero no dispensan dignidad.

El Papa Francisco reflexionó en su catequesis sobre el trabajo de San José de quien Jesús aprendió, no obstante, su trabajo duro y poco retribuido. El Santo Padre rezó por las familias que sufren a causa del trabajo, y afirmó que debemos “recuperar el sentido del trabajo, como elemento esencial que dignifica al hombre y coopera a su santificación”, puesto que hoy demasiadas personas son explotadas privándolas de su dignidad

“Los gobiernos deben dar a todos la posibilidad de ganarse el pan porque eso les da dignidad. El trabajo unge de dignidad a las personas”, indicó.

El Papa Francisco puso de manifiesto que cuando Jesús empezó a predicar, sus coterráneos asombrados se preguntaban de dónde procedía su y capacidad de realizar milagros y se escandalizaban a causa de él.

“Este dato biográfico de José y de Jesús me hace pensar en todos los trabajadores del mundo, de forma particular en aquellos que hacen trabajos duros en las minas y en ciertas fábricas; en aquellos que son explotados con el trabajo en negro; en las víctimas del trabajo, hemos visto que en Italia últimamente hay demasiadas”

Francisco extendió su pensamiento también en quien está sin trabajo, a “los que se sienten justamente heridos en su dignidad porque no encuentran un trabajo”, incluyendo a muchos jóvenes, padres y madres que “viven el drama de no tener un trabajo que les permita vivir serenamente”.

El Papa destacó el carácter dramático de esta situación que suele conducir a “perder toda esperanza y deseo de vida”.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS