Boeing
29 julio, 2020
REUTERS
Finanzas - Notas
Share

Boeing reducirá producción del 787 y 777 ante impacto de la pandemia en sus ventas

La compañía afirmó que la producción del 787 será de seis aviones mensuales y el 777 a dos aparatos por mes durante 2021

Boeing dijo el miércoles que reducirá la producción de sus aviones 787 y 777, aplazará sus planes de mejora del 737 MAX y confirmó el final del jumbo 747, luego de reportar una pérdida trimestral mayor de lo esperado por la pandemia del COVID-19.

  La epidemia paralizó casi por completo los viajes y llevó alas grandes aerolíneas al borde de la quiebra, lo que obligó amuchas compañías a aplazar los envíos de aviones.

Boeing confirmó también que el último 747, el icónico jumbo que democratizó los viajes aéreos a nivel mundial en los años 70' pero fue superado por los modernos aparatos bimotores, saldrá de su factoría en el área de Seattle en unos dos años.

El presidente ejecutivo de la firma, Dave Calhoun, dijo quela compañía con sede en Chicago está trabajando de manera estrecha con aerolíneas y proveedores para gestionar la situación.

Los viajes por avión siempre han demostrado ser resilientes, al igual que Boeing”, señaló.

La firma, que también está sufriendo por los 16 meses de paralización del 737 MAX tras dos accidentes mortales, dijo que aplazará hasta comienzos de 2022 su objetivo de producir 31 unidades mensuales del modelo, incumpliendo sus expectativas de lograrlo en 2021 por el desplome de la demanda de aparatos a causa de la pandemia.

La compañía afirmó que reducirá su producción del 787 a seis aviones mensuales en 2021, una tasa de caída de un tercio frente al año previo, cuando ensamblaba sus Dreamliners a un ritmo récord de 14 aviones mensuales.

Boeing dijo también que reducirá de nuevo la tasa de producción combinada del 777 y el 777X a dos aparatos por mes en 2021, al tiempo que aplazará la entrada en servicio del 777X en hasta un año.

Sobre una base ajustada, Boeing perdió 4,79 dólares por acción, por encima del promedio de estimaciones de los analistas de una pérdida de 2,54 dólares, según datos IBES de Refinitiv.

Las acciones mejoraban un 2% en las operaciones previas a la apertura de los mercados.

Las ventas de la firma se desplomaron un 25%, a 11,810 millones de dólares en el trimestre, por debajo de las estimaciones de 13,160 millones de dólares.

MÁS NOTICIAS