Southwest Jiaotong University FOTO 1.jpg
Southwest Jiaotong University
28 enero, 2021
Arturo Engels
Internacional - Notas
Share

China trabaja en su revolucionario sistema de transporte, los trenes de levitación magnética, también conocidos como “Maglev”.

En la ciudad china de Chengdu, se presentó lo que muchos consideran como el futuro del transporte. Se trata de una tecnología para que los trenes sean más rápidos. De hecho sus creadores tienen la intención de romper un récord mundial.

 
Integrantes de la Universidad Jiaotong en el Sureste en Chengdu, trabajan en un proyecto de transporte de levitación magnética. “Maglev”, es un sistema de transporte que incluye la suspensión, guía y propulsión de vehículos, principalmente trenes, utilizando un gran número de imanes para la sustentación y la propulsión con base en la levitación magnética.

Su objetivo es que los trenes puedan alcanzar una velocidad designada de 620 kilómetros por hora.

Jin Zhaohui, Vicedecano de Diseño en la Universidad Jiaotong:

Queremos mayores velocidades. Las vías férreas de alta velocidad de China pueden alcanzar los 350 kilómetros por hora, eso es bastante para un sistema ferroviario pero actualmente queremos más y eso solamente se puede lograr con la tecnología maglev

La universidad ha estado estudiando este tipo específico de tecnología maglev durante más de dos décadas.

Southwest Jiaotong University FOTO 2.jpg
Southwest Jiaotong University
Universidad china revela avance más reciente en tecnología de levitación magnética.


Zhang Jinkai es un estudiante de posgrado quien trabaja muy de cerca con el proyecto:

Han sido 20 años de trabajo. En el 2000, nuestro laboratorio desarrolló un prototipo pequeño que llevaba a cinco personas con esta tecnología. Me siento muy emocionado de ver que fuimos capaces de construir esto para transportar a tanta gente en el 2021

Te puede interesar:
“MANTA”, un innovador barco que es capaz de “limpiar” los océanos, fue presentado en París.

Por ahora, su siguiente paso es construir vías más largas, de al menos 35 kilómetros, para que puedan poner a prueba al tren corriendo a máxima velocidad.

MÁS NOTICIAS