Emprendedores que traen un pedazo del campo a la ciudad
Karen Quintero
10 marzo, 2021
Karen Quintero
Finanzas - Notas
Compartir

Emprendedores que traen un pedazo del campo a la ciudad

Emprendedores de la Ciudad de México comercian alimentos orgánicos y productos artesanales de pequeños productores para llevar un pedazo del campo a la capital.

Este lugar de emprendedores es un pedazo del campo en medio de la ciudad, ubicado en la colonia Escandón, que nació con una finalidad: ofrecer productos orgánicos y artesanales.

Amanda y Daniel, luego de un amplio contacto con productores rurales decidieron emprender este negocio para acercar a los citadinos, los beneficios que conlleva el consumo de alimentos sin conservadores, pensando en un modelo que ellos definen “de comercio justo”. Para hacer llegar estos alimentos orgánicos y artesanales a la CDMX tienen 3 rutas: una por el Golfo, la del Bajío y la del Sur, logrando así tener productos de prácticamente toda la República Mexicana.

“La lógica de la tienda es comprarle directamente al productor.... para esto es necesario que nosotros nos traslademos hasta donde el productor se encuentra otros lugares que nos quedan más retirados como es Baja California o Coahuila ya solicitamos que el producto nos lo envíen”, comenta Daniel Meiners, propietario del local.

En su boutique hay más de 250 artículos de todas las categorías: huevos y lácteos, destilados, semillas, artículos de belleza e higiene personal, medicamentos herbolarios, salsas y aderezos, bebidas refrescantes de kéfir y artesanías entre otros.

“Los quesos de vaca los traemos de Chipilo, también tenemos quesos de cabra de Querétaro de alrededor de la Peña de Bernal, tenemos pulque fresco tenemos cervezas artesanales, machaca chilorio cecina, huevo orgánico de libre pastoreo, pan, mezcales, ginebras” asegura Meiners.

Pero lo que más llama la atención es la “tortillería” pues con maíz nixtamalizado preparado ahí mismo, elaboran tortillas hechas a mano con diferentes tipos de maíz criollo: rosa, blanco, negro, amarillo y azul, las cuales son cocidas en comal de barro. “...Esa es la verdadera tradición del rancho, cuando tú vas a cualquier rancho te reciben con tortilla hecha a mano en comal de barro, el comal de barro le da un sabor particular porque es cocción a fuego lento”.

Quienes acuden a comprar aquí saben que con su compra apoyan a alrededor de 70 productores rurales mexicanos. Es una cadena productiva de emprendedores que trae sabores y aromas del campo a la ciudad.

MÁS NOTICIAS