Leon Trauwitz.jpg
09 junio, 2020
Salvador Maceda
Seguridad - Y - Justicia - Notas
Share

Niega juez amparo contra orden de aprehensión de León Trauwitz

Es señalado de encabezar el llamado “Plan Casamata”

No hay restricción judicial alguna para detener al general Eduardo León Trauwitz, exsubdirector de Salvaguarda Estratégica de Pemex, señalado de encabezar el llamado “Plan Casamata” que presuntamente orquestaron funcionarios de la petrolera para proteger una red de huachicoleros.

El Juez Cuarto de Distrito en Materia de Amparo y Juicios Federales resolvió negar el amparo que promovió la defensa del general para revocar la orden de aprehensión que se le concedió a la Fiscalía General de la República -FGR-

“Hace pensar que sí existía una organización de hecho, que tenía como finalidad permitir el robo de hidrocarburos ‘disimulando’ las tomas clandestinas, lo que se lograba omitiendo el reporte correspondiente y además neutralizando rústicamente la toma”, advirtió el juez Eutiminio Ordoñez Gutiérrez.

De acuerdo con datos de prueba de la FGR, el general Eduardo León Trauwitz, exsubdirector de Salvaguarda Estratégica de Pemex, ordenó simular el combate al huachicoleo a través de una operación que llamaron “Plan Casamata”.

Dicha operación, sostiene la carpeta de investigación, beneficio entre 2015 y 2018 a grupos delictivos que operan en los estados de Puebla, Veracruz, Querétaro, Estado de México, Tamaulipas, Nuevo León, Ciudad de México y sobre todo en el llamado Triángulo Rojo.

Los testimoniales de cargo advierten que los militares bajo las órdenes de León Trauwitz, obligaban al personal de la gerencia de seguridad realizar la reparación rústica de tomas clandestinas, a fin de que los grupos delictivos volvieran a reutilizarlas.

Durante las audiencias de imputación contra otros cinco militares, el ministerio público expuso que las reparaciones consistían en detectar el ducto perforado para luego colocarle un tapón de acero y posteriormente recubrirlo con grava, arena y cemento blanco, lo cual decían ellos, abarataba costos.

“Casamata” se puso en marcha en 2015 con un reducido grupo de colaboradores de la paraestatal; y según la indagatoria, se conformó a un grupo de capacitadores para replicar el método de reparación con otros compañeros, siempre bajo la consigna de no dar aviso al ministerio público y solo reportarlo al área del general León Trauwitz.

En la relatoría se reveló que el 14 de julio de 2015 en instalaciones de Pemex en la Ciudad de México, conocidas como Las Siete Maravillas, reunieron a ocho capacitadores y se ordenó enseñar a todos los empleados del área de Seguridad Física la aplicación del mismo protocolo.

“Es cierto que no obran pruebas directas de la existencia de esta corporación, pero es posible inferirla, a través de datos de prueba que acreditan premisas, entre ellas, que en la Subdirección de Salvaguarda Estratégica de Pemex existía una práctica constante, reiterada y extendida en todo el territorio del País, que consistía en que, cuando los agentes de seguridad hallaban una toma clandestina, debían inhabilitarla de manera rústica y tenían órdenes de no reportarlas a otros departamentos técnicos y de mantenimiento de los ductos ni al departamento jurídico para realizar la denuncia correspondiente”, concluyó en su falló el juez al negar el amparo.

MÁS NOTICIAS