Corea del Norte
Crédito: Unsplash/@micha_braendli
05 noviembre, 2020
Azteca Noticias
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

Pacientes de Covid-19 en Corea del Norte son llevados a campos para dejarlos morir

El mes pasado, Kim Jong-un dijo durante un desfile militar masivo en Pyongyang que estaba agradecido de que nadie en su país hubiera contraído el virus.

A pesar de las afirmaciones de Kim Jong-un de que Corea del Norte se ha salvado del coronavirus, fuentes en el también conocido como Reino Ermitaño dijeron que las víctimas de la enfermedad letal han muerto de hambre en “campos de cuarentena” secretos, según un informe.

  Te puede interesar:
¿Tienes síntomas de Covid-19? Ya podrás realizarte una prueba gratuita en la Central de Abasto

Tim Peters, un activista cristiano que dirige Helping Hands Korea, organización sin fines de lucro con sede en Seúl, dijo al South China Morning Post que las fuentes han informado que los pacientes están sufriendo en los campamentos cerca de la frontera con China.

Se mencionó que una de las piezas de información más alarmantes que les han llegado es que el gobierno de la RPDC está proporcionando alimentos o medicinas absolutamente mínimas o nulas a quienes son llevados allí, utilizando el acrónimo del nombre oficial del país.

También agregó que depende de las familias de los ciudadanos en cuarentena ir al borde de los campamentos y llevar alimentos para mantener vivos a los parientes en cuarentena, junto con cualquier ayuda relacionada con la salud que puedan reunir, ya sea para comprar medicamentos vendidos en los mercados de jangmadang, o incluso remedios caseros a base de hierbas recolectados de las laderas de las montañas.

Peters añadió que sus fuentes indican que muchos en estos campamentos ya han muerto, no sólo por la pandemia, sino también por el hambre y causas relacionadas.

Dijo que la negligencia reportada coincidía con los relatos de los sobrevivientes de los campos de prisioneros del régimen rebelde, donde “proporcionar una cantidad absolutamente mínima de comida” es una rutina y los presos a menudo mueren de hambre sin la ayuda de sus familias.

En resumen, la sensación es que la situación relacionada con el Covid-19 dentro de Corea del Norte es muy grave.

David Lee, un pastor con sede en Seúl que trabaja con desertores de Corea del Norte, dijo que los refugiados han informado casos de personas con síntomas que “fueron forzadas a aislarse”, o fueron tapiadas en sus casas sin comida u otro apoyo, para después dejarlas morir.

Agregó que los funcionarios norcoreanos carecían de medios para rastrear la propagación de la enfermedad, conocida dentro del país como la “enfermedad fantasma”.

Otro activista de derechos humanos con sede en Corea del Sur dijo que se enteró de que varios cuerpos fueron incinerados recientemente, después de un presunto caso de coronavirus que involucraba a un comerciante que secretamente hacía negocios con China.

También te puede interesar:
Extraen 70 centímetros de cable de la vejiga de un menor

Las autoridades centrales de inspección fueron a Pyongyang y quemaron todos los cuerpos, de acuerdo con el activista, quien habló bajo condición de anonimato, y agregó que obtuvo su información de un locutor disidente en el Norte.

MÁS NOTICIAS