editorial barajas fiestas fin de año
02 diciembre 2021
Juan Carlos Barajas
Opinión FIA
Compartir

Felices y seguras fiestas de fin de año

En las fiestas de fin de año los incendios se incrementan hasta 30% debido a las decoraciones, por lo que no está de más tomar algunas precauciones.

Las celebraciones de fin de año son ideales para ver con gusto a la familia, aun a la que nunca se ve. Las reuniones están a la orden del día y, por supuesto, las decoraciones navideñas que para muchos son un verdadero ritual en el que echan la casa por la ventana.

Por desgracia, esta época también es de mucha actividad para los diferentes servicios de emergencia. En temporada navideña los incendios pueden incrementarse hasta 30 por ciento y los percances con la electricidad y las lesiones están a la orden del día, por lo que nunca está de más dar una serie de recomendaciones para que la fiesta no se convierta en tragedia.

Árbol de Navidad, un foco de posibles accidentes

Vamos por partes, primero el Árbol de Navidad . Muchas familias optan por comprar uno natural que después puede convertirse en composta; sin embargo, hay que mantenerlo húmedo, porque en menos de 15 días un pino natural puede secarse y convertirse en material altamente inflamable.

Los árboles artificiales, por su lado, suelen ser de materiales inflamables y según expertos en Protección Civil en sólo dos minutos un incendio puede extenderse al árbol y a todo lo que esté cerca.

Cómo evitar percances eléctricos por fiestas de fin de año

Los percances eléctricos también están a la orden del día de modo que se debe evitar saturar las tomas de corriente y preferir usar multicontactos. Si el Árbol de Navidad es natural hay que procurar que la humedad no roce las luces porque podría suceder un corto y un incendio.

No se deben comprar luces en el mercado informal porque no tienen garantía de fabricante y suelen no cumplir con las normas de seguridad. Los cables de luces y adornos no deben colocarse debajo de alfombras ni cerca de objetos que puedan producir fuego.

Los adornos con luces no deben permanecer encendidos toda la noche y, si se va a salir de casa, hay que apagarlos y desconectarlos. Recuerde que vivimos expuestos a factores ambientales como los sismos por lo que es necesario asegurarse de que el Árbol de Navidad y los adornos no obstruyan las salidas.

Los percances con monóxido de carbono también son frecuentes en fin de año por lo que si se van a usar velas debemos asegurarnos que estén en espacios ventilados, lejos de materiales inflamables y nunca deben dejarse encendidos durante la noche.

La cocina y el baño son los espacios donde ocurre el mayor número de accidentes en casa, así que hay que tener cuidado particularmente con niños pequeños y personas mayores. Finalmente recuerde que en el número de emergencias 911 puede reportar cualquier emergencia.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS